Lunes, 8 de Marzo de 2010

La UE aprueba un fondo para dar microcréditos a los parados

Dotado con 100 millones de euros, su función será dar hasta 25.000 euros a pequeñas empresas y a autónomos que quieran poner en marcha un negocio

EUROPA PRESS ·08/03/2010 - 19:16h

EFE - La Asociación de Bancos Extranjeros en Alemania confía en que España será capaz de financiar su deuda, pese a las dudas que han surgido en los mercados de capital las últimas semanas. En la imagen, fachada del Banco de España en la madrileña Plaza de Cibeles. EFE/Archivo

Los ministros de Empleo de la UE han aprobado crear un nuevo instrumento financiero dotado con 100 millones de euros cuya función será dar microcréditos de hasta 25.000 euros a pequeñas empresas y a parados que deseen convertirse en autónomos o poner en marcha un pequeño negocio propio.

Los fondos, que empezarán a estar disponibles a partir de junio, van especialmente dirigidos a las personas que normalmente no pueden obtener préstamos por la crisis económica y el endurecimiento del crédito. Los 100 millones de euros se repartirán en un periodo de cuatro años (2010-2013) y permitirán movilizar más de 500 millones de euros en créditos en cooperación con instituciones financieras internacionales como el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

El nuevo instrumento, que ya ha sido acordado con el Parlamento Europeo, se aprobó con el voto en contra de Alemania. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, destacó que "es la primera medida que Europa emprende relacionada no con el sistema financiero sino con el empleo" tras la crisis. A su juicio, hay que intentar salir de la crisis "no solo consolidando el sistema financiero, que también, sino sobre todo generando empleo".

Los microcréditos estarán diseñados para microempresas --aquellas que tienen menos de diez empleados, es decir el 91 % de todas las empresas europeas-- y para personas en paro o inactivas que quieren hacerse trabajadoras autónomas pero no tienen acceso a los servicios bancarios tradicionales. Tendrán preferencia los jóvenes y las personas más desfavorecidas.

La creación de este instrumento forma parte de las medidas propuestas por el Ejecutivo comunitario para dar una respuesta social a la crisis económica.