Lunes, 8 de Marzo de 2010

Nuevas réplicas del terremoto sacuden varias regiones de Chile

EFE ·08/03/2010 - 13:03h

EFE - Detalle de una casa en ruinas en la localidad turística de Iloca, en la costa chilena, ayer domingo 7 de marzo.

Nuevos sismos sacudieron en las primeras horas de este lunes varias regiones del centro y sur de Chile, devastadas por un terremoto de 8,8 grados el pasado 27 de febrero, pero sin causar víctimas ni daños visibles, según las autoridades.

El más reciente ocurrió a las 10.47 hora local (13.47 GMT) y, según el Servicio de Geología de Estados Unidos, tuvo magnitud de 5,1 grados Richter y su epicentro se localizó en tierra firme, a 75 kilómetros al suroeste de Rancagua, a 35 kilómetros de profundidad.

Poco antes, a las 10.03 horas (13.03 GMT), otro sismo, de 5 grados, se produjo en la misma zona.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), dijo que el sismo de las 10.47 alcanzó una intensidad de cuatro grados en la escala de Mercalli, que va de uno a doce, en Talca y Curicó; de tres grados en Santiago, San Fernando y Pichilemu y de dos en Rancagua y Linares.

Previamente, a las 07.38 hora local (10.38 GMT), se produjo un temblor de 5 grados de magnitud, según el Instituto Sismológico de la Universidad den Chile, que situó el epicentro bajo el mar, a 57 kilómetros al oeste del puerto de San Antonio y a unos 150 al suroeste de Santiago.

A las 06.27 hora local (09.27 GMT), hubo un temblor de 4,9 grados Richter en el centro del país, con su epicentro localizado bajo el mar, a 68 kilómetros de Valparaíso y a 28,1 de profundidad, según el Servicio de Geología de Estados Unidos.

Antes, a las 05.07 hora local (08.07 GMT), la misma zona fue sacudida por un sismo de 5,1 grados, con su epicentro también localizado bajo al lecho marino, a 75 kilómetros de Valparaíso.

Según la Onemi, este temblor alcanzó una intensidad de cuatro grados en el puerto de Valparaíso y de dos grados en Santiago y Pichilemu.

Unos minutos antes, a las 05.00 horas (08.00 GMT), un temblor de 4,9 grados de magnitud sacudió la región del Maule, a 300 kilómetros al sur de Santiago, con su epicentro localizado bajo el mar, a 127 kilómetros al oeste de Talca, según la fuente estadounidense.

De acuerdo con las autoridades, la situación en las regiones afectadas se ha continuado normalizando de forma paulatina y la mayoría de los servicios básicos han sido repuestos, mientras la ayuda fluye con regularidad hacia los damnificados por el terremoto del 27 de febrero.

El subsecretario chileno del Interior, Patricio Rosende, dijo anoche que la cifra de víctimas identificadas se mantiene en 452 e indicó que 80 personas que estaban en las listas de desaparecidos fueron encontradas en distintos albergues de las regiones afectadas.

Dijo que hasta el mediodía del domingo se habían distribuido a los damnificados 963.000 raciones de comida caliente, la mayor parte en las regiones del Maule y del Biobío.

Aseguró, además, que todas las regiones cuentan con atención de salud, y aunque hay hospitales que presentan daños, han sido suplidos con hospitales de campaña aportados por diversos países.

El suministro de agua es de un 99,7% en Valparaíso, de un 99,9% en Santiago y de un 100% en la región de O'Higgins, dijo Rosende, que añadió que en el Maule el abastecimiento llega al 90%, en Biobío al 57,9% y en La Araucanía al 100%.

En cuanto al suministro eléctrico, dijo que en Valparaíso es de casi el 100% y del 98% en la capital del país, mientras en O'Higgins alcanza al 87% de los hogares, en Maule al 80% y en el Biobío al 74%.

Admitió que las comunicaciones telefónicas continúan "vulnerables" en O'Higgins y La Araucanía, pero que no hay ninguna región incomunicada.