Lunes, 8 de Marzo de 2010

El alcalde de Horta reitera que vio relajación y descoordinación en el incendio

EFE ·08/03/2010 - 11:50h

EFE - La directora general de Prevención y Extinción de Incendios, Olga Lanau. EFE/Archivo

El alcalde de Horta de Sant Joan (Tarragona), Àngel Ferràs (CiU), ha reiterado hoy que vio relajación y descoordinación en las tareas de extinción del mortal incendio de su municipio y ha denunciado que el responsable del dispositivo, "Delta 0", abandonó el centro de mando en el momento más crítico.

En su intervención ante la Comisión de Investigación sobre el mortal incendio de Horta, Ferràs, que ha protagonizado un duro enfrentamiento con el diputado de ICV Daniel Pi, ha señalado que lo sentía si con sus palabras "hería a alguien", pero ha insistido que su sentimiento y el de su pueblo es que hubo "relajación y descoordinación".

Como ejemplo, ha señalado que la tarde del fatídico 21 de julio el Centro de Mando Avanzado era un punto de "ebullición de malestar, pánico y nervios" y que echó en falta la presencia del principal mando del dispositivo, "Delta 0", quien en su día explicó que abandonó el lugar para ir a un punto elevado para ver la evolución del fuego porque los medios aéreos no podían sobrevolar la zona.

"El capitán se fue del barco y dejó a la tripulación", ha denunciado Ferràs, que pese a sus quejas por la "relajación y descoordinación" ha señalado que nunca ha criticado a los Bomberos.

Asimismo, ha denunciado que, aunque siempre estuvo haciendo su función como alcalde y que por ello tiene "la conciencia tranquila", se sintió un "poco apartado" de las decisiones a adoptar.

Ferràs ha protagonizado un agrio enfrentamiento con el diputado de ICV Daniel Pi, que le ha acusado de haberse dejado "aconsejar" por dirigentes de su partido para criticar la gestión del incendio. "Usted dejó de golpe de ser un alcalde legítimamente preocupado" para pasar a criticar el dispositivo, se ha quejado el diputado, que ha denunciado que "ha habido intentos de especular para sacar rédito político" al caso.

Por el contrario, Ferràs ha defendido su independencia de criterio -"nadie me tiene que decir lo que tengo que hacer", ha indicado-, mientras que el diputado de CiU, Jordi Turull, ha pedido la palabra para denunciar que se había faltado al respeto al alcalde.

Ferràs fue informado la noche del 20 de julio de que se había declarado un incendio en la localidad, por lo que llamó al teléfono de emergencias 112, donde le dijeron que ya tenían constancia de la incidencia.

El responsable del dispositivo nocturno por parte de los Bomberos, Agustí Gatell, le dio una gran sensación de "confianza", que confirmó a la mañana siguiente cuando se percató que el incendio estaba en fase de control, por lo que actuó como un día cualquiera: fue a cuidar a los animales de su granja y mantuvo entrevistas de trabajo como alcalde.

Sin embargo, al mediodía, cuando estaba comiendo con sus compañeros de ayuntamiento, fue informado de que el fuego había rebrotado, por lo que se dirigió al Centro de Mando Avanzado, donde tuvo unas "sensaciones" muy distintas a la de la noche anterior: "pánico, nervios y malestar", a su juicio provocados por la ausencia de un responsable de los Bomberos.

Por ello, ha acusado a "Delta 0" de abandonar el "barco y dejar la tribulación". "No entiendo cómo, estando como estaba el fuego, en el momento más delicado, el mando no estaba allí", se ha quejado.

Por esto, cuando horas más tarde vio de nuevo a Agustí Gatell, le dijo: "compañero, ¡cómo te he echado en falta!".

Por la noche, una vez que ya se había desencadenado el fatal desenlace, cenó con las autoridades que habían acudido al municipio, entre ellos el presidente, José Montilla, y los consellers Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Saura.

"No fue una cena muy agradable", ha lamentado Ferràs, que no recibió el apoyo que creía necesitar porque ya entonces había denunciado la descoordinación y relajación del dispositivo, sentimientos que hoy aún mantiene.