Sábado, 29 de Septiembre de 2007

El feliz reencuentro con Paul Auster

Wayne Wang reconoce que se ha reconcilidado con el escritor tras siete años de distanciamiento.

EFE ·29/09/2007 - 17:30h

Feliz tras obtener la Concha de Oro hoy con Mil años de oración, el director Wayne Wang confirmó que este Festival de San Sebastián le sirvió además para reconciliarse con el escritor Paul Auster, presidente del jurado y antiguo amigo del cual se había distanciado hacía siete años.

"Fue uno de los momentos más especiales para mí, bajé a desayunar y me encontré a Paul. Tuvimos un desacuerdo durante muchos años", pero en ese momento Paul dijo: 'Siete años han sido bastante', y nos reconciliamos", declaró Wang sonriente a un grupo de periodisas.

Sin embargo, "no creo que el premio tenga que ver con eso, sino con que el filme le gustó al jurado y al público", recalcó el cineasta, que realizó "Smoke" con guión de Auster y luego codirigió con el escritor "Blue in the Face", ambas en 1995.

Wang explicó también que había telefoneado a Henry O, actor de su película premiado con la Concha de Plata a la mejor interpretción masculina y que no se encuentra en San Sebastián. "Estuvo muy comedido, pero al final empezó a reír, lo que no es frecuente en él", indicó.

El director estadounidense (Hong Kong, 1949) comentó que, además de su reconciliación con Auster, vivió otro momento especial, tras la proyección del filme: "Vi la cara del público y vi lo que sentían en su corazón. Eso fue lo mejor, junto a la fantástica comida de aquí".

Pese a su éxito en San Sebastián, Wang no cree que eso vaya a impulsar la película en Estados Unidos, pues "es demasiado sutil para el público de allí, aún no tiene ni distribuidor".

Mil años de oración es, según su director, una historia sobre "comunicación y pérdidas", una "película pequeña", por lo que considera la Concha de Oro un "homenaje a este tipo de cine. No todas las películas son grandes historias".


Noticias Relacionadas