Lunes, 8 de Marzo de 2010

Defensa examinará las acusaciones contra las tropas británicas de abuso a iraquíes

EFE ·08/03/2010 - 14:18h

EFE - El ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband (dcha), abandona la Comisión de Investigación sobre la Guerra de Irak en Londres, Reino Unido, hoy 8 de marzo de 2010. Miliband ha asegurado que se tuvo que invadir Irak para mantener la credibilidad de la ONU.

El Gobierno británico presentó hoy en Londres un nuevo equipo de investigación que examinará las acusaciones hechas contra las tropas británicas por supuestos abusos físicos cometidos a iraquíes durante la invasión al país árabe en 2003.

El equipo de Investigaciones históricas de Irak ha sido creado para hacer frente "de una vez por todas" a dichas alegaciones vertidas contra soldados de Reino Unido, informó un portavoz del Ministerio de Defensa británico.

En una charla mantenida esta mañana en el Royal United Services Institute de Londres, el secretario de Estado para las Fuerzas Armadas, Bill Rammell, también anunció que se elaborará un informe interno sobre el "entrenamiento y la forma de proceder de las tropas".

Actualmente ya se llevan a cabo dos investigaciones separadas que tratan de resolver las acusaciones de maltrato físico supuestamente cometidas por soldados británicos contra iraquíes durante el conflicto del 2003.

La primera comenzó el pasado julio y trata de arrojar luz sobre las circunstancias que rodean el fallecimiento de un empleado de un hotel de 26 años, Baha Mousa, cuando estaba bajo custodia militar en septiembre del mismo año.

El pasado noviembre el Ministerio de Defensa inició una segunda investigación para aclarar la muerte del iraquí Hamid al Sweady, de 19 años, supuestamente asesinado por las tropas británicas, así como el maltrato a otros iraquíes en mayo del 2004.

El temor de Rammell es que la "incertidumbre" que todavía existe entorno a esas alegaciones no demostradas "socaven injustamente" la reputación y los logros de las fuerzas armadas de este país.

"Ha llegado la hora de resolver de una vez por todas estas acusaciones", dijo.

El secretario de Estado explicó que esta nueva investigación pretende "examinar y valorar cómo se está implementando cada aspecto de la preparación de las tropas, la manera en que se trata a los detenidos y la identificación de áreas para cualquier mejora que sea requerida".