Lunes, 8 de Marzo de 2010

Dimite el director del museo que censuró las fotografías del 'caso Gürtel'

La dirección del centro retiró diez de las 91 fotografías relacionadas con la trama o en las que aparecía Francisco Camps

PÚBLICO. ES / AGENCIAS ·08/03/2010 - 10:25h

El director del Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM) de Valencia, Romà de la Calle, ha dimitido tras la polémica generada por la censura de unas fotografías políticas de la exposición de fotoperiodistas Fragments d'un any, que reunía instantáneas sobre caso Gürtel, según fuentes de la Diputación de Valencia. Romà de la Calle se ha desvinculado de la decisión -que venía de la Diputación de Valencia- y ha asegurado que renunciar al cargo es la opción que le queda para defender su "dignidad".

Unas horas después de la inauguración de la muestra el pasado jueves, promovida por la Unió de Periodistes Valencians, la dirección del museo retiró diez de las 91 fotografías que integraban la exposición, la mayoría de ellas relacionadas con el denominado caso Gürtel o en las que aparecía el presidente de la Generalitat, Francisco Camps.

Tras la censura, la Junta Directiva de la Unió de Periodistes Valencians ordenó al museo la retirada inmediata de la exposición Fragments d'un any por la "censura política" que se había ejercido sobre ella. Ver fotogalería.

 

El diputado de Cultura recibió la orden de retirar las fotografías "bajo una presión ingente".

Se censuró "desde arriba" 

Romà de la Calle, que ha presentado una carta de dimisión al diputado provincial de Cultura, Salvador Enguix, ha asegurado que la decisión de retirar las fotografías fue de los responsables políticos de la Diputación de Valencia. En ella, De la Calle agradece al diputado de Cultura que asumiera  "en exclusiva la responsabilidad de la retirada, ya histórica, de las fotos. Tú recibiste la orden y tú la transmitiste, bajo una presión ingente".

"Por eso -añade el ex director del MuVIM-, hablar de pacto censor entre nosotros, como se ha intentado hacer institucionalmente por parte de la propia Diputación, para instrumentalizarme, no tiene sentido alguno y me ha ofendido en lo más profundo".

El hasta ahora director del MuVIM ha asegurado que fue una decisión tomada "desde arriba", en la que él no tuvo "nada que ver", ha aclarado el ex director del museo, quien ha querido defenderse de los medios que habían publicado su colaboración en la censura de la exposición.  "Uno tiene cierta dignidad y no puede aceptar este tipo de decisiones", concluyó De la Calle.

La suerte "estaba echada"

Tras hablar de censura y represalias, Román de la Calle reconoce que su suerte "estaba echada" desde el mismo jueves cuando escuchó, mientras "enmudecía" el propio Enguix, "las intervenciones en cadena del diputado Máximo Caturla", que era la primera vez que acudía a la inauguración de una exposición del MuVIM. Media hora después de la inauguración -agrega De la Calle- Enguix le llamó para indicarle que la muestra "debía revisarse y expurgarse", así como que habían de "retirarse ciertas fotos".

Así, y según declara el propio Romá de la Calle, deja el puesto "por no querer ser partícipe de ninguna mengua de libertad de expresión. Al MuVIM le falta hoy una parte relevante de su programación actual. 'Fragmentos de un año, 2009' ha debido emigrar, a la fuerza, de este espacio de convivencia y de diálogo, de respeto y de apertura"

Posible reapertura

Una vez suspendida la exposición, La Unió de Periodistes Valencians recibió el ofrecimiento de la Asociación de la Prensa de Madrid y del Ayuntamiento de Elche, entre otras entidades e instituciones, para albergar la muestra.

"La Unió de Periodistes Valencians -afirma el ex director- no iba a permitir esa purgación parcial que se exigía unilateralmente a la muestra. Ahora, ya disponen de otro tema bien candente para ser aprovechado y propuesto en imágenes para 'Fragmentos de un año, 2010''.

Noticias Relacionadas