Lunes, 8 de Marzo de 2010

El ministro de Exteriores venezolano asocia al juez Velasco con "la mafia de Aznar"

Nicolás Maduro considera que detrás del auto que vincula a Chávez con ETA están los "hijos del franquismo"

PUBLICO. ES / AGENCIAS ·08/03/2010 - 08:10h

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, asoció hoy al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco con "la mafia del ex presidente José María Aznar" y "lo peor del Partido Popular" por el auto en el que acusa a Caracas de connivencia con ETA y las FARC.

"Al pasar los días quedan más claras las circunstancias que rodean tal acusación", aseguró Maduro en una entrevista a la cadena venezolana Televen. Según el titular de Exteriores de Venezuela, el juez Eloy Velasco "está asociado a la mafia del ex presidente José María Aznar, a lo peor del Partido Popular y a sectores de la ultraderecha, hijos directos de la dictadura franquista".

Tras responsabilizar a Colombia de "aupar" el contencioso surgido entre España y Venezuela, Maduro aseguró que cualquier comunicación que sea recibida desde España será evaluada y respondida en los "justos términos que traiga esa comunicación".

No obstante, insistió en que el auto de Velasco es una "ligereza" que le tocará evaluar a España, pues el Gobierno venezolano no tiene nada que explicar al respecto. "Tenemos un Gobierno apegado al derecho internacional (...) así que la pelota está en el campo de España", argumentó.

El ordenador de Raúl Reyes

Las pruebas empleadas por Velasco, afirmó Maduro, se basan en documentos supuestamente hallados en el ordenador del número dos de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, incautada tras un ataque del Ejército colombiano sobre un campamento guerrillero situado en territorio ecuatoriano sin autorización de Quito. En el ataque murieron 25 personas, además de Raúl Reyes.

"Los propios analistas de INTERPOL aseguran que la máquina tiene más de 40.000 archivos susceptibles de ser manipulados.

El ordenador, rechazado como evidencia por distintos organismos y por la opinión pública de varios países, ha sido utilizado por el juez para apuntar hacia la revolución bolivariana, parece que las noticias no llegan al otro lado del Atlántico", censuró Maduro.

El ministro de Exteriores venezolano emplazó a las sociedades venezolana y española a reaccionar ante esas acusaciones, "avivadas por la derecha de corte franquista, la misma que promueve la discriminación racial contra los latinoamericanos". "Le toca al Gobierno, a instituciones y a la sociedad española reaccionar con firmeza ante el chantaje de sectores vinculados al Gobierno colombiano y a los mecanismos de información e inteligencia de los Estados Unidos", agregó.

Maduro denunció una campaña sistemática reflejada en medios de prensa que "trata de sembrar odio, desprecio hacia la figura de Hugo Chávez como líder y hacia el Gobierno que dirige, que busca dañar las relaciones entre ambas naciones".