Lunes, 8 de Marzo de 2010

Bigelow hace historia con 'En Tierra Hostil', Oscar a la mejor película del año

'En Tierra Hostil' se hace con seis estatuillas, mientras que 'Avatar', una de las grandes derrotadas, se queda con tres

EDUARDO ORTEGA ·08/03/2010 - 06:00h

Kathryn Bigelow recoge el Oscar a la mejor dirección por 'En Tierra Hostil'. AFP

Después de 82 años de Oscar, la historia ha cambiado, y Kathryn Bigelow se ha vengado de ella.

La directora se ha convertido en la primera mujer de la historia en ganar -precisamente en el Día de la Mujer- un Oscar a la mejor dirección por En Tierra Hostil, que ha arrasado y se ha convertido también en la mejor película del año.

Bigelow ha batido a su ex marido -James Cameron- y ha conseguido con En Tierra Hostil seis estatuillas de las nueve a las que optaba, entre ellos tres de los importantes: mejor película, mejor dirección y mejor guión original.

En la gala -aburrida, pese a Steve Martin y Alec Baldwin- hubo más sorpresas de las esperadas hasta el mismísimo final, cuando se dirimió el duelo particular entre el rey midas de Hollywood y su ex mujer.

'Avatar', golpeada

La espectacular película de Cameron se ha ido con tan sólo tres premios, de los nueve a los que optaba. Avatar ha sido fuertemente golpeada durante la ceremonia, ya que ha perdido muchos premios técnicos, y no ha conseguidos ninguno de los dos grandes a los que optaba -mejor dirección y mejor película-.

Bigelow ya había triunfado antes de conocer el premio a la mejor película del año

En el momento del penúltimo premio, el de mejor director, Barbra Streisand abrió el sobre, todas las miradas se volvieron hacia a aquéllos que un día fueron marido y mujer, y cuando Streisand dijo su nombre, la cara de Kathryn Bigelow reflejó su impresión por el histórico premio que acababa de recibir.

Antes de saber cuál sería la mejor película del año, Bigelow ya había triunfado, al convertirse en la primera mujer en la historia de los Oscar que se lleva el premio a la mejor directora.

Sólo tres mujeres antes que ella habían sido nominadas; Lina Wertmüller (Siete bellezas, 1976), Jane Campion (El Piano, 1993) y Sofia Coppola (Lost in Translation, 2003).

Bridges y Bullock

La polémica originada en torno a la película de los desactivadores de bombas en el peligroso Irak no hizo que la opinión de los académicos cambiara. Esta vez la crítica ha ganado por encima de la taquilla -Avatar ha roto todos los récords de recaudación-.

El Oscar a la mejor película fue todo un sobresalto. Tom Hanks se apresuró tanto para cumplir con el horario que dijo el nombre de la película ganadora sin más. Y Kathrin Bigelow tuvo que volver rápidamente de entre bambalinas, ya que acababa de recoger el premio a la mejor dirección.

Los Oscar a los interpretaciones principales sí cumplieron todos los pronósticos. Jeff Bridges, después de cinco nominaciones, se hizo con el esperado premio al mejor actor por su papel de rudo cantante de música country en Crazy Heart.

Por su parte, Sandra Bullock consiguió también el cantado Oscar a la mejor actriz por The Blind Side.


Los españoles

Penélope Cruz se quedó sin Oscar como se esperaba y también Javier Recio

Los españoles que optaban a algún Oscar se fueron casi de vacío. Sólo la coproducción hispano-argentina El secreto de sus ojos ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Campanella dio la sorpresa y batió a La cinta blanca, de Haneke, que era la favorita.

El fabuloso dúo formado por Pedro Almodóvar y Quentin Tarantino le otorgaron el premio.

Penélope Cruz, como se esperaba, se quedó sin el Oscar a la mejor actriz de reparto por Nine. El premio, como era de esperar, fue a parar a manos de Mo'Nique, por Precious.

El otro español nominado, Javier Recio, por el corto animado La dama y la muerte, también se fue de vacío, puesto que el premio fue para Logorama

Las derrotadas

Las grandes derrotadas de la gala fueron Avatar y Up in the air, pero sobre todo el filme de Cameron. Con 237 millones de dólares de presupuesto, Avatar ha conseguido batir todos los récords de recaudación en taquilla -con más de 2.500 millones de dólares en todo el mundo- pero sólo se ha hecho con tres premios de los nueve a los que optaba, ninguno especialmente importante.

Por su parte, Up in the air se ha ido de vacío. Optaba a seis estatuillas y no ha conseguido ninguna, ni siquiera por el mejor guión adaptado, para lo que era favorita.

La Academia ha vuelto a premiar a Pixar y a otra gran película, Up, con dos estatuillas, por la mejor película de animación y la mejor banda sonora. Tanto les ha gustado la música de Up en la Academia que ha sonado en gran parte de la ceremonia.

Los bastardos de Tarantino se han tenido que conformar con un sólo Oscar, para Christoph Waltz, por su genial interpretación de un cazajudíos nazi en Malditos Bastardos.

Precious ha salido bien parada. La película de Lee Daniels ha conseguido dos Oscar, de los seis a los que optaba. Mo'Nique se ha llevado un premio cantado, pero ha saltado la sorpresa al 'robar' la estatuilla a mejor guión original a Tarantino.

La comedia, presente en una gala aburrida

El 'numerito' de la gala ha llegado con Ben Stiller. El actor de Los padres de ella ha salido con un traje negro maquillado como un Na'vi, con cola incluía, con la que la ha liado antes de irse.

Ben Stiller apareció maquillado como un Na'vi, los personajes de 'Avatar' 

Stiller se ha dirigido a los presentes hablando en un idioma inventado, como en la película de Cameron, arrancando las grandes carcajadas de la noche.

Steve Martin y Alec Baldwin han empezado bien la ceremonia para acabar diluyéndose. El dúo ha comenzado haciendo un repaso de los principales protagonistas presentes en la gala, de Meryl Streep a James Cameron, pasando por George Clooney.

Martin y Baldwin han dado su particular explicación de cómo se deciden los nominados: "Pase lo que pase siempre nominan a Meryl Streep". "Tiene el récord de candidaturas de una actriz, pero a mí me gusta decir que tiene el mayor número de fracasos", ha sentenciado Martin.

Sin embargo, el dúo cómico no consiguió que la ceremonia no fuera aburrida y tediosa, con poco ritmo.

Noticias Relacionadas