Lunes, 8 de Marzo de 2010

Zapatero invoca en defensa de Garzón su "valentía" contra ETA

El presidente apunta a la posibilidad de que se produzca la extradición de etarras residentes en Venezuela

G. LÓPEZ ALBA / Y. GONZÁLEZ ·08/03/2010 - 00:18h

ETA fue ayer protagonista, por partida doble, en la comparecencia del presidente del Gobierno tras la cumbre entre la Unión Europea y Marruecos, primera que se celebra durante el semestre de la presidencia rotatoria de España. Con el jefe del Ejecutivo español relegado al papel de anfitrión a causa de la nueva estructura de poder de la UE derivada del Tratado de Lisboa, las preguntas a José Luis Rodríguez Zapatero se centraron en asuntos de interés doméstico.

El presidente rompió primero una lanza en defensa del juez Baltasar Garzón invocando su trayectoria en el combate contra el terrorismo. "Sabemos de la valentía que ha tenido durante muchos años en la lucha contra la peor lacra de nuestro país: el terrorismo de ETA", resaltó Zapatero. Esa trayectoria, según subrayó, no puede dejar de estar "siempre presente" en su juicio como presidente del Gobierno y, en su opinión, también en el de la sociedad española.

Con esta declaración, el jefe del Ejecutivo intentó conjugar la defensa de Garzón con "el respeto, como no podía ser de otra manera, a la división de poderes". La muestra de apoyo de Zapatero se produce un día después de que la plataforma en defensa del juez congregase en Jaén a representantes del mundo del arte, la cultura, la judicatura, el sindicalismo y la política. Al acto se desplazó también el secretario de Estado de Cooperación Territorial y número cuatro del PSOE, el jienense Gaspar Zarrías, que denunció que tras la campaña contra el magistrado se encuentra el PP. Garzón tiene en la actualidad tres querellas contra él en el Tribunal Supremo y la amenaza del Consejo General del Poder Judicial de supenderle cautelarmente.

Etarras en Venezuela

Más esfuerzo tuvo que dedicar Zapatero a conciliar las exigencias derivadas del auto del juez Eloy Velasco que recoge indicios de colaboración entre ETA y las FARC colombianas con el interés en preservar las relaciones con Venezuela. Después de varios días de tensión verbal con Hugo Chávez, Zapatero se reafirmó en que su Gobierno pidió "explicaciones" al presidente venezolano sobre su posible amparo a terroristas de ETA, lo que llamó poderosamente la atención cuando la víspera se habían dado oficialmente por zanjadas las diferencias.

El presidente apuntó la posibilidad de que se produzca la extradición de etarras residentes en Venezuela después de recordar que "es conocido" que en este país "ha habido y hay miembros y simpatizantes de ETA, por unas u otras circunstancias" -en algún caso fueron extrañados allí a petición del Gobierno de Felipe González, tras la conversaciones de Argel-.

"Durante estos años hemos trabajado en su seguimiento, para que cuando hubiera circunstancias factibles se produjeran extradiciones, y lo vamos a seguir haciendo redoblando los esfuerzos sobre un número reducido de miembros de ETA que llevan allí muchos años. Es una tarea que hemos hecho de manera continua y que ahora vamos a intensificar", dijo.

En este contexto explicó el próximo desplazamiento a Caracas del director general de la policía, del mismo modo que su planteamiento en relación con Venezuela lo enmarcó en una política de "máxima determinación para perseguir a los miembros o colaboradores de ETA en cualquier sitio y continente que estén".

Críticas del PP

Mientras, el presidente del PP, Mariano Rajoy, calificó ayer de "triste, lamentable y humillante" la actuación de la diplomacia española en este caso. Desde Toledo, donde asistió a la clausura de un acto de Nuevas Generaciones, consideró que no esta solo a la hora de hacer esta crítica. A su juicio, la comparten "la inmensa mayoría de los españoles".

Además, consideró que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, "ha desautorizado" a Zapatero al aclarar que no se pidieron explicaciones a Venezuela por este auto, sino información. Y recalcó al presidente del Gobierno que los hechos no pueden calificarse de "hipótesis". "No son hipótesis. Son el auto de un juez y las investigaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

En este contexto, el PP exigió a Zapatero y Moratinos que comparezcan en el Congreso para informar sobre el auto del juez. "Que expliquen si es verdad o mentira y que digan qué van a hacer en el futuro.