Domingo, 7 de Marzo de 2010

Detenido el portavoz estadounidense de Al Qaeda

Ha sido arrestado por las fuerzas paquistaníes con la ayuda de los servicios de inteligencia de EEUU

EFE ·07/03/2010 - 22:58h

El portavoz estadounidense de la red terrorista Al Qaeda, Adam Yahiye Gadahn, ha sido detenido en la ciudad meridional paquistaní de Karachi, según informaron hoy los medios de Pakistán. Los canales televisivos "Geo" y "Dawn", a falta de un anuncio oficial, citaron a fuentes sin identificar que confirmaron la detención de Gadahn, conocido también como "Azzam el Americano", en las afueras de Karachi.

"Dawn" dijo que este musulmán converso nacido en EEUU fue detenido por las fuerzas paquistaníes con la ayuda de los servicios de inteligencia estadounidenses y ya ha sido trasladado a Islamabad para ser interrogado.

La noticia de la detención coincide con la difusión hoy de un vídeo de 25 minutos del propio portavoz de Al Qaeda colgado en una página web islamista, donde anima a los musulmanes estadounidenses a atacar a su propio país y a emular a Nidal Hassan, el soldado que mató a 13 personas en una base militar.

En el vídeo, titulado "Una llamada a las armas", Gadahn, vestido de blanco y junto a un fusil "kaláshnikov", insiste en alabar al médico militar que el 5 de noviembre acabó con la vida de 13 personas en la base de Fort Hood, en Texas.

Gadahn se halla en la lista de terroristas buscados por el FBI, que le acusa de ofrecer ayuda y servicios a la red terrorista Al Qaeda y ofrecía un millón de dólares de recompensa a quien presentara información que pudiera contribuir a su arresto.

Acusado de traición por un tribunal de Orange County (California), este ciudadano estadounidense ha divulgado numerosos vídeos llamando a la 'yihad' contra su país y ha desempeñado un papel fundamentalmente propagandístico en el seno de Al Qaeda. El arresto llega después de que en febrero se diera a conocer la detención, también en Karachi, del "número dos" de los talibanes afganos, el mulá Abdul Gani Barádar.

La detención, efectuada en una operación secreta de los servicios de inteligencia de EEUU y Pakistán, fue difundida por fuentes oficiales citadas por The New York Times y Pakistán, reticente a confirmarlo, finalmente lo admitió a través de su portavoz militar un día después.