Domingo, 7 de Marzo de 2010

Demagogia antiabortista para celebrar el día de la mujer

Los ultracatólicos salen a la calle para protestar contra el Gobierno por la nueva ley del aborto

DIEGO BARCALA ·07/03/2010 - 20:25h

Participantes en la manifestación contra la ley del aborto. MÓNICA PATXOT

Ministerio de Igualdad en Madrid, a las 12.30 de esta mañana, en la mitad del recorrido de la manifestación contra nueva Ley del Aborto, "¡Asesina!", "¡roja!", hija de puta!". "¿Por qué gritan papá?", pregunta un niño de apenas 10 años. Su padre, le rodea el hombro con la calidez de quien va a dar una enseñanza para toda la vida: "Hijo, en esa casa vive una mujer que promueve el aborto libre".

Cerca de 10.000 personas, según la empresa Lynce, acudieron hoy a la plaza de la Cibeles en Madrid para protestar contra el Gobierno por haber reformado la ley de interrupción voluntaria del embarazo. En la Puerta del Sol terminó la caravana que contó con una estrella invitada: Juan José Cortés, el padre de Mari Luz. La mediática víctima de un crimen salvaje convenció a los congregados al explicar su presencia: "Este Gobierno se echa las manos a la cabeza cuando yo pido la cadena perpetua revisable y sin embargo ha aprobado la pena de muerte contra los niños. Que dios os bendiga".

El aplauso generalizado que recibió el padre de Mari Luz dio a entender que la demagogia no iba a ser contestada por nadie en Madrid, en la víspera del día mundial de la mujer trabajadora. "No permitamos que destrocen la vida a las mujeres arrancando los niños de sus entrañas. No las dejemos solas", espetó la presidenta de Ginecólogos por la vida, Sonsoles Alonso. "Cuando iba a la universidad en los años 70 había manifestaciones todos los días, pero yo no iba, porque no se pedía lo verdaderamente importante. Que no asesinen a nuestros hijos", reclamó una manifestante.

Representantes del PP

El presentador del acto, el locutor Carlos Moreno ‘El Pulpo', pidió un minuto de silencio "por los no nacidos". El silencio permitió escuchar los gritos de la cola de la marcha que pedían: "¡Zapatero, dimisión" y otros cánticos también frecuentes en los mítines del PP. Los eslóganes fueron aplaudidos por destacados representantes del partido de los conservadores como el ex ministro de Justicia e Interior, Jaime Mayor Oreja, el ex alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano y la concejal del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella.

Nadie les reprochó que durante sus ocho años de Gobierno no impulsaran ni una sola iniciativa contra la ley del aborto aprobada en 1985. "Pienso como miles de españoles y españolas que piensan que la vida es un derecho y hay que protegerlo", reflexionó la mujer del ex presidente del Gobierno, José María Aznar. La portavoz de Política Social del PP, Ana Pastor, manifestó la intención de su partido de "derogar" la ley cuando lleguen al poder. En su opinión, se trata de una "reforma innecesaria". Argumento que refrendó el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, en un entrevista al periódico La Gaceta: "La reforma no era una demanda social ni estaba en el programa del PSOE".

Demostración de fuerza

El acto fue organizado por la plataforma ultracatólica Hazte Oír, que repartió huchas a lo largo de toda la marcha para recabar financiación. En una publicación que repartían los voluntarios, este colectivo trató de hacer una demostración de fuerza al anunciar el amplio número de personalidades que apoyan su causa. Entre los firmantes del Manifiesto Ferrara, que exige a la ONU que "amplíe" el derecho a la vida desde "la concepción hasta la muerte natural" se encuentran el embajador de España en el Vaticano, Francisco Vázquez, el cineasta José Luis Garci o el futbolista Diego Forlán.

Hazte Oír no escatimó en usar el repertorio musical más variado. El Canto del loco, Nena Daconte, Diego Torres o Coldplay fueron utilizados sin pudor para animar el acto.

Noticias Relacionadas