Domingo, 7 de Marzo de 2010

Sarkozy alerta de que si no se apoya a Grecia no habrá euro

Francia lidera la idea del rescate tras negarse Alemania a dar "ni un céntimo"

AGENCIAS ·07/03/2010 - 00:05h

Cuando más débiles parecían las intenciones de Europa de apoyar a Grecia, acosada por la deuda y el déficit ocultados durante años, Francia ha decidido coger la bandera del europeísmo y salir en defensa de la solidaridad entre los países de la zona de la moneda única. "Debemos apoyar a Grecia, porque está haciendo esfuerzos, o no habrá más euro", aseguró ayer el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy.

El aliento francés llega justo un día después de que Alemania, la candidata más clara hasta ahora a liderar un posible rescate de la nación helena, decidiese echar un jarro de agua fría sobre quienes especulaban con esta idea. "Ni un céntimo" de ayuda financiera, había declarado el ministro alemán de Economía, Rainer Bruederle, que darían a los griegos a pocas horas de que el primer ministro heleno, Yorgos Papandreu, se reuniera en Berlín con la canciller Angela Merkel.

Hoy Papandreu se verá con Sarkozy, que de momento le recibe con mejores modos que los alemanes, que han ofrecido a Grecia respaldo político pero no económico con el argumento esgrimido por Merkel de que "Grecia no ha pedido ayuda financiera y la estabilidad de la eurozona está asegurada".

Mensaje claro a Europa

Sarkozy no ha puesto un cheque en blanco en la mesa de Papandreu, pero al menos ha lanzado un claro mensaje a Europa: "No se puede dejar caer a un país de la zona del euro", advirtió ayer. "El euro no tiene sentido si no hay solidaridad entre nosotros", añadió.

Responsables oficiales franceses dijeron que no hay necesidad de ayuda en este momento, pero Sarkozy dejó claro que su país podría respaldar a Grecia si sufre un problema presupuestario grave, informa Reuters.

El Parlamento griego aprobó el pasado viernes el proyecto de ley que autoriza un recorte presupuestario de 4.800 millones. En total, el Ejecutivo de Papandreu ha diseñado un programa para ahorrar 16.000 millones. Las medidas, calificadas como dolorosas pero necesarias por el propio Gobierno, han puesto en pie de guerra al país, con algunos conatos de violencia en las manifestaciones cuyas imágenes han dado la vuelta al mundo.

Entre las principales medidas se incluye subir la edad de jubilación de 61 a 63 años y el IVA del 19% al 21%. Además, se congelarán las pensiones y se pretenden reducir en un 30% las pagas extra de los funcionarios. La deuda griega se eleva a 300.000 millones de euros, equivalente al 113% de su PIB (Europa exige un máximo del 60%) Este año vence el pago de 50.000 millones. El país cerró 2009 con un déficit del 12,7% (Europa exige un máximo del 3%).