Sábado, 6 de Marzo de 2010

El Barcelona se deja dos puntos en Almería

El conjunto de Lillo sorprende con la velocidad de sus puntas y con una fuerte presión en el centro del campo

 

EUROPA PRESS ·06/03/2010 - 22:19h

El FC Barcelona no pasó del empate (2-2) frente al Almería en el estadio de los Juegos del Mediterráneo y perdió la oportunidad de mantener la distancia con el segundo clasificado de la tabla, el Real Madrid, en un partido en el que los azulgranas sufrieron las expulsiones de Guardiola e Ibrahimovic, correspondiente a la vigésimo quinta jornada de la Liga BBVA.

El conjunto que dirige Juanma Lillo sorprendió a los barceloneses en los primeros compases del partido gracias a la velocidad de sus puntas y a la fuerte presión en el centro del campo. Los locales ahogaban a los centrocampistas azulgranas y lanzaban rápidos contraataques ante su adelantada defensa, que veía cómo Piatti y Crusat cogían su espalda.

La jugada del técnico de Tolosa, que dejó en el banquillo a Goitom para jugar con un centrocampista más, resultó efectiva y fruto de una jugada de estrategia llegó el tanto de los andaluces. Bernardello lanzó un córner preciso y Domingo Cisma se adelantó a Puyol para cabecear al fondo de las redes.

Con el tanto de los almerienses, el partido se tornó de ida y vuelta y ambos equipos dispusieron de ocasiones para marcar aunque el Barcelona fue imponiéndose poco a poco. Xavi con un lanzamiento de falta, que despejó Alves, fue el primero en avisar, aunque Guilherme y posteriormente Piatti pusieron en apuros a los catalanes. La tensión del encuentro se reflejó en los banquillos y Clos Gómez expulsó a Pep Guardiola mediada la segunda parte por protestar.

Lejos de hundirles, la tarjeta roja de Ibrahimovic espoleó al Barcelona 

Los barcelonistas comenzaron a encontrarse cada vez más cómodos conforme avanzaba el partido y fruto de sus acercamientos llegó el tanto de Leo Messi. El delantero azulgrana transformó magistralmente una falta al borde del área ante la que no pudo hacer nada Alves y devolvió las tablas al marcador.

En el segundo periodo, el Almería no le perdió la cara al partido y se encontró con su segundo gol. Puyol remató en propia puerta un centro de Guilherme, que completó la floja actuación del central. Las cosas se ponían de cara para los andaluces, que se vieron más favorecidos cuando Clos Gómez expulsó a Ibrahimovic por una supuesta agresión sobre Cisma.

Lejos de hundirles, la tarjeta roja del sueco espoleó al Barcelona que disfrutó de sus mejores momentos en el partido y se mantuvo fiel a su estilo. El trabajo de los de Pep Guardiola dio sus frutos y Messi se aprovechó de un fallido despeje de Guilherme para lograr el empate de los azulgranas. De ahí hasta el final, los barceloneses dispusieron de ocasiones para llevarse el partido, pero la falta de acierto les dejó con un empate que deja la puerta del liderato abierta al Real Madrid.

El Deportivo, cerca de la cuarta plaza

Por otro lado, en Riazor el Deportivo de La Coruña cosechó una nueva victoria (3-1) a costa de un débil Tenerife, que se acerca a la Segunda División. Los de Miguel Ángel Lotina volvieron a mostrar las carencias de los últimos partidos pero se encontraron con un cómodo rival que, a pesar de comenzar ganando, dio demasiadas facilidades a los gallegos.

Los canarios se adelantaron en la primera parte gracias a un gol de Juanlu Hens, que supo definir con un disparo cruzado ante Aranzubía, pero no fueron capaces de mantener su renta y, antes del descanso, Juan Rodríguez empató a la salida de un córner. El segundo periodo fue para los locales, que labraron su ventaja gracias a sendos disparos desde fuera del área, de Guardado y Colotto, que les acercan a dos puntos de la Liga de Campeones.