Sábado, 6 de Marzo de 2010

La lluvia colapsa otra vez una Andalucía anegada

Cuatro heridos por un golpe de mar en un ferry en el Estrecho

PABLO COSANO ·06/03/2010 - 22:14h

Inundaciones en Chiclana de la Frontera (Cádiz). EFE

El temporal de lluvia y viento descargó de nuevo con fuerza en buena parte de España. Y, como durante casi todo este invierno, Andalucía se llevó la peor parte. El mal tiempo se cebó con especial virulencia en las provincias de Cádiz y Málaga, donde los servicios de emergencias tuvieron que rescatar a decenas de personas que quedaron incomunicadas debido a la tromba de agua. La lluvia anegó barrios enteros, desbordó ríos, obligó a cortar carreteras... Una estampa que se ha convertido en habitual en los últimos tiempos en esta zona del litoral andaluz.

Uno de los peores sustos del día lo sufrieron los pasajeros de un ferry procedente de Tánger (Marruecos) en aguas del Estrecho. Un golpe de mar reventó varias ventanas de la embarcación e hirió de levedad a cuatro pasajeros. Horas antes del incidente, el mal tiempo había obligado a suspender las salidas de buques de alta velocidad en esta zona. Los puertos de Ceuta y Algeciras cerraron por el viento.

En Chiclana de la Frontera (Cádiz), la zodiac se convirtió en el único vehículo posible para transitar por muchas de sus calles. La localidad estuvo aislada durante varias horas al quedar sus accesos completamente inundados. Los bomberos admitieron que el temporal desató un "verdadero caos". Numerosos arroyos y caños se desbordaron, convirtiendo avenidas y caminos en ríos. Muchos vecinos tuvieron que subir a los tejados de sus casas a la espera de ser auxiliados.

"Las carreteras han desaparecido, el agua llega a hasta la copa de los pinos", describía Teresa, vecina de la zona. En otros puntos de Cádiz la situación era similar. Entre Los Barrios y Conil de la Frontera, por ejemplo, más de 70 familias fueron desalojadas. En Los Barrios, cinco personas fueron atendidas con síntomas de hipotermia. Los servicios de emergencias participaron en más de 250 incidencias en la provincia.

Daños millonarios

El panorama fue muy similar en Málaga, donde decenas de personas fueron rescatadas. Las autoridades se vieron obligadas a cerrar una cuarentena de carreteras de la provincia. Los daños, además, son cuantiosos. Sólo en Málaga, donde el río Manilva volvió a desbordarse, los destrozos causados en las carreteras de la Diputación superan los 14 millones de euros.

Y en Huelva, las lluvias causaron daños "irreparables" en las plantaciones de fresas. Más al norte, en Jerez de los Caballeros (Badajoz), el agua derrumbó unos 30 metros de su muralla templaria. Lo mismo sucedió en Toledo, donde la lluvia arrancó cinco metros de muralla. El centro peninsular tampoco se libró del mal tiempo. La nieve reapareció en Madrid, y dificultó la circulación en carreteras de Ávila, León, Segovia y Zamora.