Sábado, 6 de Marzo de 2010

Las mujeres, menos afectadas que los hombres por la crisis económica

EFE ·06/03/2010 - 12:04h

EFE - En la imagen de archivo, Bibiana Aído (c), posa con asistentes al "Encuentro Mujeres'09 Empresarias". EFE/Archivo

A pesar de que el mercado laboral sigue registrando "fuertes desigualdades" entre hombres y mujeres, lo cierto es que estas últimas se han visto afectadas "en menor medida" por la crisis económica, ya que han sufrido menos el paro y han perdido menos puestos de trabajo.

Así lo confirma el informe Mujer y Mercado de Trabajo 2009, elaborado por la secretaría general de Empleo, que ofrece una radiografía de la situación de las mujeres en el mundo laboral durante los dos últimos años.

El documento advierte de que para en nuevo modelo productivo, con una economía sostenible, es preciso "seguir construyendo la igualdad efectiva entre hombres y mujeres", una tarea que es "de toda la sociedad".

En su introducción, la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, afirma que "no es posible concebir la salida de la crisis sin incorporar plenamente la capacidad de las mujeres".

Asimismo, señala que "es necesario actuar decididamente para que la equiparación sea real".

Los datos del informe recuerdan que hay algo más de diez millones de mujeres en el mercado de trabajo, de las cuales 8.200.000 tienen empleo y casi dos millones están desempleadas, lo que equivale a una tasa de paro del 19 por ciento, mientras que la de los hombres es del 18,6 por ciento.

En este sentido, el documento es contundente: en el último año 900.000 varones han perdido su puesto de trabajo frente a las 300.000 mujeres que se han visto en la misma situación.

Las reducción de empleo ha afectado a las mujeres menores de 30 años, sobre todo a las que tienen edades comprendidas entre los 16 y 19 años, mientras que las mayores de 30 años han aumentado su ocupación, siendo las de 55 años en adelante las más favorecidas.

En cuanto a los sectores, de los ocho millones de mujeres trabajadoras, 7,1 millones están empleadas en el sector servicios (el 87 por ciento del total), 675.900 en la industria, 205.000 en agricultura y 142.800 en la construcción.

La presencia femenina en el sector servicios representa casi el 54 por ciento de los empleados, mientras que en la industria y la agricultura ronda el 25 por ciento, y en la construcción, no llega al ocho por ciento, aunque el informe advierte del aumento de la mujer en este sector.

El informe apunta que la población activa femenina "está fuertemente representada" en los niveles educativos más altos, ya que el 50,3 por ciento de los activos con educación superior son mujeres, una cifra que ha mejorado en los últimos dos años.

El estudio afirma que cuanto menor es el nivel de estudios mayor es el nivel de desempleo, que es más pronunciado entre las mujeres que no tienen formación de ningún tipo y las que proceden de Formación e Inserción Laboral.

De hecho, en los últimos dos años el paro se ha incrementado en todos los niveles educativos salvo en el de doctorado.

El documento recoge los datos de la Encuesta de Estructura Salarial del INE, publicada en 2009, que insiste en las diferencias retributivas entre hombres y mujeres, que rondan el 25 por ciento.

Las mayores diferencias se dan en los contratos indefinidos (28,4 por ciento) y en el sector servicios (28,3), en tanto que la discriminación es menor en la construcción (12,4 por ciento) y los contratos a tiempo parcial (12,8 por ciento).