Sábado, 6 de Marzo de 2010

La fábrica de los DJ

La Red Bull Music Academy, celebrada este año en Londres, reúne a 60 participantes de 32 países para que, en dos semanas, creen sus propios temas y continúen con su formación

JORGE GARCÍA ·06/03/2010 - 12:01h

Barcelona, Seattle, Toronto y Nueva York son varias de las sedes que han albergado la Red Bull Music Academy, una de las citas anuales de la música electrónica. Este año, ha sido el turno de Londres, que acoge por segunda vez el evento. Artistas de la talla de Flying Lotus, Hudson Mohawke y Joao Barbosa -componente de Buraka Sound Systema- primero pasaron por esta academia, que lleva con las puertas abiertas desde 1998, antes de alcanzar el éxito actual.

Son 60 los participantes que al final fueron seleccionados para esta edición, de un total de 2.500 solicitudes. "No pensé que me fueran a coger. Rellené el formulario y tuve la suerte de entrar", cuenta Miguel Ángel Velasco, uno de los dos españoles presentes en la edición de este año. El otro es Javier López, que describe esta oportunidad como algo más que un sueño: "Es la hostia poder estar aquí, tienes todo a tu disposición".

La idea de los organizadores es que el evento sea algo más que una fiesta de la música electrónica. Los seleccionados no sólo tienen la oportunidad de componer sus temas en los estudios durante las dos semanas que dura esta fiesta. Además, acuden a talleres y conferencias con los DJ más prestigiosos. Aparte, la academia les da la oportunidad de pinchar una noche en algún club de Londres.

Sonido marciano

"Mi sonido es muy marciano, con muchos efectos. Creo que les gustó lo raro que suena", afirma Velasco mientras habla de sus canciones. Y lo cierto es que da igual que pinches funky, techno o reggaeton, como es el caso del cubano Fernando Van-Caneghen, más conocido como Nando Pro. "El reggaeton en mi país había tocado techo. Entonces pensé que si lo unía con la salsa, tendría mi público. Ahora, he fastidiado a los que hacen tanto un estilo como el otro", ironiza.

Nando tiene la suerte de contar con un contrato profesional, al igual que Juan Carlos Pereda (Juan Son), de México, que en 2009 fue nominado a la mejor canción alternativa en los Grammy Latinos. Y esto es lo que pretende Red Bull, que tanto artistas con más recorrido como amateur se reúnan para seguir formándose y perfeccionar su música.

Todos los participantes desbordan vitalidad y ganas de trabajar. Los horarios para ellos no existen. "El otro día me acosté a las seis de la mañana. Me piqué con el chico ruso y con el alemán, y aquí estuvimos enganchados intentando hacer un tema", comenta Miguel Ángel. Para ellos, es muy importante dejar algo hecho porque, antes de que concluya su estancia, tienen que presentar un tema, supervisado por un tutor, que formará parte del CD que se edite para este año.

Modeselektor, uno de los grandes grupos de la electrónica, dio una de las charlas a los participantes. Pese a que no pudieron venir con sus vinilos, montaron un espectáculo en directo en el que demostraron en qué consiste un auténtico show. Incluso permitieron a los alumnos estar a su lado para que observaran cómo pinchaban. "Ha sido una pasada, es increíble ver cómo lo hacen", decían impresionados los participantes.

Velasco cree que será uno de los invitados al Sónar de este año, pero sólo es una suposición. Lo que sí que tiene claro es que disfruta con la electrónica, aunque, cuando vuelva a Madrid, le tocará ponerse la bata y seguir trabajando como óptico.