Sábado, 6 de Marzo de 2010

Declaran culpables a 44 agentes acusados de violencia sobre los manifestantes del G8 en Génova

EFE ·06/03/2010 - 11:34h

EFE - Vista de la sala en la que se celebró el juicio contra un grupo de 45 oficiales del Estado, acusados de brutalidad durante la Cumbre del G8 de 2001. EFE/Archivo

El Tribunal de Apelación de Génova declaró culpables a los 44 imputados, agentes de las fuerzas del orden y médicos, acusados de malos tratos a los detenidos en el centro de Bolzaneto, a las afueras de esa ciudad durante la cumbre del G8 celebrada en esa ciudad del noroeste de Italia en julio de 2001.

Se trata de una sentencia que modifica la emitida en primera instancia en julio de 2008, cuando treinta de los acusados quedaron absueltos, mientras otros quince, todos miembros de las fuerzas del orden, fueron condados a penas de entre cinco meses y cinco años de cárcel, informó hoy la prensa italiana.

Desde que se celebró el juicio en primera instancia uno de los acusados falleció.

Según el Tribunal de Apelación, que emitió su dictamen la noche del viernes tras once horas de deliberaciones, todos los acusados fueron responsables, aún con diferentes roles, de los abusos.

Sin embargo, para 37 de los imputados los delitos han prescrito, aunque el Tribunal precisó que deberán resarcir a las víctimas económicamente.

Para el resto de los imputados se dictaminaron penas de cárcel que oscilan entre el año y los tres años y dos meses.

Tras conocerse la sentencia los fiscales encargados del caso, Patrizia Petruzziello y Vittorio Ranieri Miniati, se declararon "satisfechos", mientras su colega Andrea Ranieri, señaló que "finalmente se ha hecho justicia".

Según la acusación, en la comisaria de Bolzaneto se produjeron al menos cuatro de las cinco técnicas de interrogatorio que, según el Tribunal Europeo, están consideradas "inhumanas y degradantes".

La reunión del G8 (los siete países más industrializados y Rusia) de Génova estuvo marcada por numerosos enfrentamientos entre los manifestantes antiglobalización y las fuerzas de seguridad.

Durante los incidentes murió el activista italiano Carlo Giuliani, de 23 años, por disparos de la Policía, mientras que numerosos manifestantes y agentes resultaron heridos en una oleada de violencia que provocó además cuantiosos daños materiales en la ciudad.

El juicio a los agentes de Bolzaneto es el segundo relacionado con la violencia registrada durante la reunión del G-8, ya que en Milán se celebró el proceso a 29 policías que intervinieron en una violenta redada nocturna en la escuela "Díaz" de Génova, donde pernoctaban algunos manifestantes, y que concluyó con la condena de 13 de los imputados y 16 absoluciones.