Sábado, 6 de Marzo de 2010

McChrystal ordena a las tropas estadounidenses mayor cautela en las redadas nocturnas afganas

EFE ·06/03/2010 - 08:53h

EFE - El comandante de las tropas internacionales en Afganistán, el estadounidense Stanley McChrystal, (c-i), conversa con soldados británicos durante una visita junto a funcionarios de la OTAN a la ciudad de Marjah, en la provincia afgana de Helmand, el pasado 1 de marzo. EFE/Archivo

El jefe de la fuerzas internacionales desplegadas en Afganistán, el general Stanley McChrystal, pidió hoy a sus tropas mayor cautela en las polémicas redadas nocturnas, criticadas por el Gobierno y la población, y ordenó que las fuerzas afganas encabecen estas misiones siempre que sea posible.

En un comunicado de la OTAN, McChrystal difundió a la prensa detalles sobre una nueva "directiva táctica" dirigida a ganarse el "respeto y apoyo" del pueblo afgano.

"En la cultura afgana, la casa de un hombre es más que su residencia. Representa a su familia y protegerla está estrechamente ligado a su honor", recordó el general estadounidense.

"Incluso cuando no hay daños o heridos, los afganos pueden sentirse violados y deshonrados, algo que hace mucho más difícil ganarse su apoyo", ilustró.

Pese a constatar que la habitual irrupción nocturna de un comando en viviendas, complejos o refugios es "un componente esencial" de la campaña militar afgana y ha servido para "derrotar a algunos de los grupos insurgentes más peligrosos", McChrystal ordenó a sus soldados que "exploren todas las posibilidades" antes de efectuar redadas.

La directiva incluye la obligación de coordinarse con las fuerzas afganas y dejarles que encabecen estas misiones nocturnas siempre que sea posible.

Desde que asumió en verano de 2009 las riendas de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN, McChrystal ha insistido en proteger la vida de los civiles para ganarse el apoyo de la población.

Las redadas nocturnas y los ataques aéreos han sido habituales blancos de crítica del Gobierno afgano y la ONU.

En 2009, 2.412 civiles murieron a causa de la guerra afgana, el 25 por ciento de ellas (596) en acciones militares de las fuerzas internacionales y afganas, sobre todo bombardeos, según un informe de la ONU.