Viernes, 5 de Marzo de 2010

El Gobierno italiano aprueba un decreto que permitirá a la listas del PDL concurrir en las elecciones

EFE ·05/03/2010 - 23:47h

EFE - El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aplaude durante un congreso de la UIL (Unión Italiana del Trabajo) para celebrar el 60 aniversario de la unión sindical en Roma, Italia.

El Gobierno de Silvio Berlusconi aprobó hoy un decreto ley con el objetivo de permitir que las listas electorales de su partido en las regiones del Lacio y de Lombardía puedan concurrir en las elecciones regionales de finales de marzo, pese a haber quedado excluidas por irregularidades burocráticas.

Éste es el resultado de la reunión del Consejo de Ministros extraordinaria celebrada hoy en la sede del Gobierno de Roma, que inicialmente estaba prevista para la pasada noche y que ha sufrido varios aplazamientos.

La nueva norma, definida como un "decreto ley interpretativo", introduce puntualizaciones y precisiones en el reglamento ya existente, gracias a las cuales será posible readmitir en la carrera electoral a los comicios del 28 y el 29 de marzo las listas del Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi.

El ministro del Interior, Roberto Maroni, señaló que con este texto "el Gobierno se ha limitado a decir cuál es la interpretación correcta que hay que dar a las normas vigentes", al tiempo que precisó que no ha "habido modificación alguna de la ley electoral".

El decreto llegó después de que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, que ahora deberá evaluar el texto, se hubiera mostrado contrario a una intervención que introdujera normas nuevas, señalaron los medios de comunicación italianos.

Desde hace una semana el PDL se había visto inmerso en una "crisis", después de que las listas de la formación presentadas en la región del Lacio, cuya capital es Roma, núcleo político del país, y en la de la Lombardía, cuya capital es Milán, centro económico, quedaran fuera de la carrera electoral.

En el Lacio la lista del PDL quedó excluida por haber sido presentada fuera de tiempo y, pese a que el partido de Berlusconi presentó un recurso, el Tribunal de Apelación de Roma confirmó su exclusión el pasado miércoles.

Precisamente, uno de los puntos del decreto, a cuya primera copia han tenido acceso los medios italianos, establece que para la admisión de la lista bastaba que los representantes del partido se encontraran en la sede pertinente, una precisión que permitiría la readmisión del PDL en el Lacio.

En Lombardía la lista de Roberto Formigoni, exponente del PDL y actual presidente de la región, que excluida por algunos defectos formales denunciados por el Partido Radical.

Tras un recurso de la formación radical se invalidaron 514 de las firmas que habían apoyado la candidatura de Formigoni por irregularidades burocráticas, con lo que ésta no alcanzaba el mínimo requerido para presentarse a las elecciones.

Ambas exclusiones fueron recurridas ante el Tribunal Administrativo Regional (TAR), que en el caso de Formigoni debería pronunciarse mañana, mientras sobre la lista del Lacio la respuesta se espera para el lunes.

La posibilidad de la aprobación de un decreto que permitiera la readmisión de las listas del PDL es una idea que se barajaba en estos últimos días y ante la que la oposición mostró su más férreo desacuerdo.

Así, el secretario del Partido Demócrata, Pierluigi Bersani, señaló que la definición de "decreto interpretativo"es sólo un "truco" utilizado por la mayoría de centroderecha para "lograr el resultado que les sirve para ajustar el lío" que han montado al no respetar la normativa vigente hasta el momento en materia electoral.

Mientras, la candidata de centroizquierda en la región del Lacio, la ex comisaria europea Emma Bonino, lamentó que la medida a la que ha recurrido el Gobierno Berlusconi es una estratagema ideada para favorecer a su partido.

"No sé qué es un decreto interpretativo. Es una nueva formulación jurídica", manifestó, al tiempo que tachó la medida de "inaceptable".

En esta misma línea, la experta en derecho constitucional Anna Chimenti, explicó en una entrevista al canal de televisión SkyTG24, que en Italia existe una ley de 1988 que establece que el Gobierno no puede aprobar decretos ley en materia electoral.