Viernes, 5 de Marzo de 2010

Tecnología por amor al arte

Miles de voluntarios compiten y cooperan para recrear edificios de todo el mundo en 3D

BLANCA SALVATIERRA ·05/03/2010 - 21:08h

David Alonso es el autor de la fuente de La Cibeles en 3D que puede verse en Google Earth. MIGUEL G. CASTRO

Nadie les paga por su trabajo y, sin embargo, se sienten recompensados. Los voluntarios que han contribuido con sus edificios a la recreación de ciudades 3D en Google Earth están organizados, se ayudan entre sí y, a la vez, compiten para que sus creaciones aparezcan en la capa principal del programa, la que se muestra por defecto cuando cualquier usuario navega por estos mapas. Ellos ganan prestigio haciendo algo que les gusta y Google continúa creciendo como referencia en el apartado de mapas on-line. Dentro de las 71 ciudades que la compañía da por completas, Madrid es la que cuenta con más modelos 3D del mundo. Los voluntarios han creado más de 5.000 edificios en ella y Google les ha correspondido completando gran parte de la ciudad.

Público ha contactado con cuatro de los usuarios españoles más activos en la creación de edificios en 3D. Todos ellos tienen en común su afición por el diseño y contribuyen a romper con el estereotipo de que, en España, se consumen muchos contenidos on-line pero se crean pocos, sobre todo cuando se trata de un trabajo no retribuido.

 David Alonso (Davalon Art) tiene más de 100 construcciones agregadas a Google Earth, la mayoría en Madrid. Estudió diseño industrial y, aunque empezó a manejar los programas de Google "por curiosidad", también reconoce que es una buena forma de que la gente vea sus composiciones. De hecho, actualmente trabaja realizando un proyecto de entorno virtual, algo a lo que contribuyeron de forma indirecta los diseños que había realizado en Earth.

La construcción de la que se siente más orgulloso es el Palacio Real, un edificio complejo por su elevado nivel de detalle. "Modelar un edificio normal puede llevar unas cuatro horas si se hace en detalle. El Palacio Real es como modelar cuatro o cinco edificios. Tiene varias alas y una zona con jardines, lo que dificulta las cosas", explica.

Alonso es también autor de la fuente de La Cibeles, el Viaducto o el Palacio de la Prensa, entre otros. Pero no sólo de edificios representativos vive una ciudad virtual en 3D. "Hay usuarios cuya única contribución es el edificio en el que viven, pero las ciudades se construyen entre todos", detalla en referencia al trabajo colaborativo que ha colocado a Madrid en esa posición.

 El asturiano César Moral sólo lleva un año y medio construyendo edificios en 3D y, sin embargo, con 537 modelos, es el único usuario español al que, como reconocimiento a su trabajo, Google ha invitado a viajar a Denver (EEUU) para asistir a una conferencia de diseñadores. "Ellos querían una especie de asesoramiento externo sobre sus herramientas y, para mí, fue una gran experiencia", resume Moral.

Sin relación con el buscador

Google no suele tener contacto directo con los voluntarios que contribuyen a crear el mundo en 3D. Aporta los programas que sirven para hacer los diseños y la plataforma en la que mostrarlos, pero no les retribuye por ello.

La comunidad ha crecido en paralelo, ajena a la compañía, cuya opinión sobre las creaciones se manifiesta agregando o no el edificio a la capa principal de su programa. "Nosotros le echamos un vistazo y, si es correcto y no existe un modelo mejor, lo añadimos a la capa Edificios 3D de Google Earth", puntualiza Google en sus condiciones. Moral, con 449 modelos en la capa principal, reconoce que hay "cierta competitividad" por estar en esa capa, ya que "se actualiza cada semana".

 José Manuel González, de 67 años, es uno de los artistas más veteranos de este proyecto, y también detalla un cierto espíritu de reto entre los colaboradores. "Google no se casa con nadie. Si hay un modelo que es mejor que el que tú has hecho, lo añade a la capa principal y el tuyo desaparece, lo que te obliga a mejorarte".

El primer edificio que recreó este asturiano aficionado al dibujo fue el del ayuntamiento del pueblo donde vive, una población llamada Piedras Blancas, cerca de Avilés. González, que cuenta con 395 modelos realizados y 224 en la capa principal, comenzó con ello en un momento en el que Google anunció que expondría las colecciones de las ciudades que tuvieran más de 12 edificios en 3D. Así comenzó el desafío. Hoy, buena parte de sus compañeros de modelado conocen esta localidad por su trabajo. Piedras Blancas tiene más de 75 construcciones realizadas por González, aunque matiza que no es el único que hace edificios allí: "Un amigo de Colorado también ha modelado varios edificios utilizando las fotos que proporciona Google".

 La afición por el modelado 3D ha unido a González con Fernando Sánchez, en contraposición, uno de los españoles más jóvenes que participan con sus diseños en Google Earth. Empezó a utilizar las herramientas de la compañía hace tres años, sin conocimientos previos, cuando tenía 15. Hoy estudia primer curso de Arquitectura, ha diseñado 147 edificios y 93 de ellos aparecen en la capa principal.

Sánchez mantiene el contacto con varios compañeros de afición mediante correo electrónico. "Existen foros oficiales de Google pero suelen estar en inglés, por lo que la comunicación entre nosotros se realiza por correo electrónico", dice.

Creación de edificios

Hay varias fórmulas para crear edificios en Earth. Google proporciona dos herramientas 3D gratuitas: SketchUp y Building Maker. Los usuarios más expertos utilizan SketchUp, añaden sus propias fotografías de los edificios y, a partir de ellas, comienzan el proceso de modelado. "El proceso es tan sencillo o complicado como uno quiera", añade Sánchez.

Los expertos detallan que Building Maker, lanzado en octubre de 2009, es el programa "para edificios con menos detalles". Básicamente, consiste en escoger una construcción y hacer un modelo de la misma, algo que se puede hacer con las fotografías que facilita Google y las formas 3D que incorpora el programa. "Desde que se lanzó este programa, la comunidad de usuarios aumentó", detalla César Moral.

La compañía almacena los edificios y promociona este servicio como herramienta de consulta. Los voluntarios no se sienten utilizados. "Google ofrece un servicio gratuito. Yo no lo hago para cobrar, es un hobby", explica Moral. Este creador detalla que hay usuarios que utilizan sus modelos para promocionar sus habilidades como diseñadores.

"Tres empresas se han puesto en contacto conmigo a raíz de mis diseños para dar a conocer sus edificios", cuenta. Pero, ¿se puede hacer? "No tienes un contrato con Google. Alguien quiere que su edificio aparezca, no sabe hacerlo y te contrata para que lo hagas. Es perfectamente legal", añade. En el mismo sentido se expresa David Alonso, que explica que algunos ayuntamientos encargan a trabajadores externos que completen su ciudad en 3D. "El Ayuntamiento de San Sebastián ha iniciado un proyecto de este tipo", cuenta. Esta ciudad, de hecho, fue la primera española en ofrecer una guía 3D de la ciudad mediante Google Earth.

Otros proyectos colaborativos

Wikipedia
La enciclopedia de la Red
Jimmy Wales fundó este proyecto en 2001 para que todo el mundo tuviera “acceso libre al saber de la humanidad”. Hoy la enciclopedia que los usuarios pueden actualizar al instante es la sexta web más visitada del mundo. Con 265 ediciones, suma más de 14 millones de artículos. Su versión en español incluye más de 560.000.

Software libre
Liberar los programas
Al contrario que los programas ‘propietarios’, que sólo facilitan una licencia parcial de uso a quien los adquiere, el software libre, una vez obtenido, puede ser copiado, redistribuido o modificado libremente. El creador de este concepto es Richard Stallman, que en 1983 anunció su intención de crear el proyecto GNU, que se materializaría en la creación de un sistema operativo libre.

MilkyWay@Home
Cartografiar la vía láctea
Más de 45.000 usuarios han cedido parte de la potencia de su ordenador doméstico para hallar la forma en que las galaxias enanas que componen la Vía Láctea se han movido y estirado tras su fusión con la galaxia mayor. Los cálculos proporcionan detalles sobre la forma y la densidad de la materia oscura. Este mes, la potencia recogida ha superado el petaflop, una velocidad mayor que la que alcanza el segundo ordenador más rápido del mundo.

RECAPTCHA
Digitalizar libros
Los códigos ‘captcha’ se diseñaron para evitar que los robots accedan a las webs. Se pide al usuario que introduzca una palabra que se muestra en caracteres manuscritos. Estos pueden proceder de escaneos de libros, con lo que el usuario que lo teclea contribuye a la digitalización de ese ejemplar.