Viernes, 5 de Marzo de 2010

Cavaco Silva aboga por apartar el proteccionismo en las relaciones España-Portugal

EFE ·05/03/2010 - 12:18h

EFE - El presidente de la República de Portugal, Aníbal Cavaco Silva(d), acompañado del Presidente de la Generalitat José Montilla(i), durante la inauguración esta mañana del I Fórum Ibérico Empresarial de Barcelona organizado por la Cámara de Comercio.

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, ha abogado hoy por dejar de lado cualquier tendencia "proteccionista" que aún "sigue afectando a las relaciones entre España y Portugal" y ha apostado por una mayor integración económica entre ambos países para salir de la actual crisis.

Cavaco Silva se encuentra en visita oficial de dos días a Cataluña y Andorra y ha inaugurado hoy el primer Fórum Ibérico de Barcelona, centrado en la energía, que busca impulsar las relaciones comerciales entre ambos países y reúne en la ciudad a más de 250 empresarios españoles y portugueses.

Para el presidente portugués, en un ambiente global cada vez más competitivo, la respuesta fácil del proteccionismo "no es sostenible" y ha pugnado por una integración económica cada vez mayor, no sólo en el contexto ibérico, sino también en el contexto europeo, que esté marcada por principios como la transparencia, la accesibilidad y la competencia justa.

En este contexto, es necesario, según Cavaco Silca, promover la cultura de cooperación e intercambio entre las empresas por lo que ha apostado por coordinar esfuerzos, compartir conocimientos e intercambiar experiencias.

El presidente portugués ha mencionado la complicada situación económica que viven España y Portugal y ha dicho que el "desafío principal" que se plantea ahora es preparar la recuperación para ir hacia un crecimiento sostenible que "saque partido" de las lecciones aprendidas con la crisis actual y potencie los recursos en el ámbito del nuevo marco competitivo global.

Ha insistido en la necesidad de "evitar la repetición de errores cometidos en el pasado" y en aprovechar las oportunidades que van surgiendo.

Cavaco Silva considera que el principal objetivo de las empresas portuguesas y españolas debe de ser apostar "fuertemente por la innovación, reforzar la competitividad y la conquista de nuevos mercados", lo que también requiere el empeño de toda la sociedad y de los agentes políticos.

Ha abogado por profundizar en las "reformas estructurales" necesarias para la creación de condiciones más favorables para el desarrollo de la iniciativa privada y "modernizar el Estado" invirtiendo en conocimiento e investigación y movilizar agentes económicos.

Para Cavaco Silva, en la iniciativa empresarial reside la "esperanza de una respuesta positiva" a los desafíos de ambas economías y ha insistido por la "integración, cooperación y responsabilidad social".

El presidente portugués ha recordado que las relaciones comerciales entre Portugal y España han aumentado en los últimos años, Portugal es el tercer mercado de las exportaciones española y España es el principal destino de las exportaciones portuguesas.

Pese a ello, Cavaco Silva ha señalado que no estamos ante una cooperación económica entre Portugal y España consolidada.

Para el presidente de Portugal, a pesar de la actual inestabilidad económica y financiera internacional, la adhesión a la Unión Económica y Monetaria trajo ventajas para ambas economías, aunque implicó la pérdida de instrumentos de ajuste en el ámbito de la política económica.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, también ha dicho que este Fórum Ibérico de Barcelona es una "excelente" iniciativa para impulsar proyectos conjuntos y fortalecer la cooperación entre ambos países y ha apostado por la integración.

Montilla ha destacado los retos en el terreno energético, conseguir un 'mix' energético diversificado, garantizar el correcto funcionamiento del mercado y avanzar en una regulación común y desarrollar la infraestructuras energéticas necesarias.

Para Montilla hay que "asumir retos" y "no perder tiempo" porque la falta de iniciativa lleva al "estancamiento y a la eternización de los problemas", la peor de las "recetas" en la actual crisis.

El presidente de la Generalitat ha criticado a los que insisten en resaltar continuamente los indicadores negativos.