Viernes, 5 de Marzo de 2010

Brown: "En Irak hemos aprendido que una guerra no lleva la paz a un país"

El primer ministro británico comparece ante la Comisión que investiga los motivos que llevaron al Reino Unido a la guerra

PÚBLICO.ES ·05/03/2010 - 11:20h

Brown, durante la comparecencia. BBC

El primer ministro, Gordon Brown, se ha enfrentado este viernes a las preguntas de la Comisión que investiga los motivos que llevaron al Reino Unido a la guerra de Irak. La mayoría de las cuestiones han girado en torno a la financiación del Ejército y la reconstrucción.

Brown, que en 2003 era ministro de Finanzas, ha explicado que su trabajo se centró en elaborar informes en dos sentidos. Por una parte tenía que evaluar la viabilidad económica de la guerra y por otra prepara las previsiones de la recuperación de Irak una vez que Sadam Husein fuera derrocado.

No ha dejado grandes titulares Gordon Brown. Ha apoyado la invasión como "la mejor opción" y no ha dudado en afirmar que la amenaza de Irak era real. "Desde el final de la Guerra Fría todos afrontamos una nueva era en la que tenemos que hacer frente al terrorismo y en aquel momento, Irak era una amenaza clara".

Sin embargo ha evitado pronunciarse en torno a las armas de destrucción masiva de manera tan clara como lo hizo el ex primer ministro Tony Blair. "Aún hoy creo que Irak tenía armas de destrucción masiva", dijo Blair en su comparecencia el pasado mes de enero.

Brown contestó, sin embargo, con evasivas: "Más que esto, para mí el mayor problema era el constante desprecio a todos los acuerdos internacionales por parte de Irak. Teníamos la información que nos había facilitado la Inteligencia. El problema era cómo la comunidad internacional tenía que responder a una violación de este tipo pensando en el futuro ".

El primer ministro, además, optó por darle otra explicación a la guerra. "Apoyamos la invasión en el último minuto cuando nos dimos cuenta de que no había ninguna opción diplomática. Había llegado a un punto en el que considerábamos que las sanciones de la comunidad internacional no iban a funcionar. Cuando esto falló nos encontramos en una situación en la que la comunidad internacional tenía que dar una respuesta[...] Era un mensaje a otros Estados para que vieran que no podían hacer lo que quisieran", dijo.

Financiación y reconstrucción

Brown trató desde el principio que la invasión de Irak se centrara en la recuperación del país, más que en lo militar

Las preguntas de la Comisión han girado mayoritariamente en torno a su trabajo como responsable de la economía británica. Brown estaba convencido de que "había que dotar al Ejército de las necesidades financieras que necesitara una vez que se tomó la decisión de ir a la guerra".

"El Ministerio no iba a interferir en ninguna de las decisiones militares que se acababan de hacer y no íbamos a poner ninguna barrera económica", afirmó Brown, que dijo que a él le preocupaba más la reconstrucción. En total, según Brown, la guerra de Irak le ha costado al Reino Unido 8.000 millones de libras.

Este tema ha suscitado mucha polémica en Reino Unido recientemente. El Gobierno laborista dirigido por Brown ha sido acusado en numerosas ocasiones de no dotar a las tropas en Afganistán de los medios suficientes para afrontar el conflicto.

En Irak, Blair reconoció en su comparecencia errores de cálculo de los que sólo fueron conscientes una vez que los soldados estaban sobre el terreno. La insurgencia apoyada por Al Qaeda se había convertido en un frente mucho más fuerte de lo que podían esperar.

Para Brown, "era algo que no podíamos haber previsto". A lo que añadió que "es una lección que tenemos que aprender para el futuro. Si nos hubiéramos ganado la confianza de los iraquíes antes, posiblemente no habríamos tenido esos problemas".

Pero lo que realmente le interesaba a Brown era que la reconstrucción se hiciera lo antes posible. Los acontecimientos después no lo permitieron. Por una parte, la insurgencia se hizo más beligerante. Por otra, EEUU parecía poco dispuesto a tomar esto como prioridad.

"Ahora sabemos que no puedes llevar la paz a un país sólo con una operación militar"

"Estabamos enfocados en la reconstrucción y me habría gustado que todo hubiera ido mucho más rápido" después de que Sadam Husein fuera derrocado.

Pero "siendo honestos, no pudimos convencer a EEUU de que ésta era la prioridad. No puedo aceptar toda la responsabilidad sobre que aquello no sucediera, porque EEUU no colaboró y las organizaciones internacionales tampoco pudieron comprometerse" dijo.

"La ONU no estaba preparada para hacerse cargo de la reconstrucción inmediatamente"añadió.

"Ahora sabemos que no puedes llevar la paz a un país sólo con una operación militar, sino que tienes que fortalecer todas las estructuras del Estado para hacerlo posible. Algo que ahora podemos hacer en Afganistán", afirmó Brown.

Oriente Medio

Blair afirmó ante la Comisión que Irak suponía un problema directo para el mantenimiento de la paz en Oriente Medio. Preguntado sobre por qué el Reino Unido no había logrado mejorar las relaciones entre Israel y Palestina en 2003, Brown no supo contestar. "Está claro que es un proceso complicado y siempre da saltos adelante y atrás. Es difícil responder a eso. En parte, la división de las diferentes facciones palestinas no ayudaba".

La siguente pregunta fue en la línea de la anterior. ¿Por qué no se intentó mejorar la relación entre Israel y Palestina en lugar de ir a la guerra con Irak? "Cada vez que intentábamos que evolucionara siempre había algo que lo estropeaba", dijo Brown, antes de contestar por fin a la pregunta anterior: "No creo que el proceso de paz estuviera relacionado directamente con Irak".

Legalidad

"Blair y yo hablamos mucho sobre el tema, pero no guardo las cartas que me envió sobre sus reuniones con Bush"

Brown reaccionó de manera parecida cuando se le preguntó sobre la legalidad de la guerra. Ante la Comisión, el antiguo Fiscal General Lord Goldsmith, reconoció que en un primer momento Reino Unido habría incurrido en una ilegalidad al ir a la guerra por no respetar las resoluciones de la ONU. Tras un encuentro con Blair, Goldsmith cambió de opinión y dio vía libre al Gobierno.

El primer ministro aseguró que él no estuvo presente en las conversaciones entre Goldsmith y Blair y que, en cualquier caso, "la respuesta final de Goldsmith era inequívoca". Se podía ir a la guerar sin violar la legalidad internacional.

Brown tabién fue interrogado sobre la fecha en la que se decidió ir a la guerra. Anteriormente había asegurado que fue en el último momento, pero otros testigos que habían pasado por la Comisión sugirieron que Londres se comprometió mucho antes.

En 2001 Blair se reunió con Bush en su rancho de Texas y de allí salió un supuesto pacto por el que Reino Unido iría a la guerra en el caso de que fuera necesario. Brown no quiso mojarse: "Tony Blair y yo hablamos mucho sobre el tema, pero desafortunadamente no guardo todas las cartas que me envió sobre sus reuniones con Bush", dijo