Viernes, 5 de Marzo de 2010

El videojuego gana fuerza cultural

El ICEX impulsa el sector como marca para vender España

PAULA CORROTO ·05/03/2010 - 08:00h

Commandos ha vendido seis millones de copias.

La industria de los video-juegos facturó en 2009 en España 750 millones de euros. A esta fuerte demanda se suma el incremento en un 1.000% del número de empresas españolas de desarrollo de software de entretenimiento interactivo desde 2005, según el Ministerio de Industria. Además, algunos videojuegos hechos en España como Commandos han destrozado los mercados internacionales con seis millones de copias vendidas. Con estos datos, la conclusión es evidente: el sector es jugoso y, a pesar de la crisis, continúa en plena expansión.

El Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) ha decidido aprovechar esta coyuntura y ha puesto en marcha una serie de medidas para vender la marca España a través de esta industria. Lo hace un año después de que la Comisión de Cultura del Congreso dictaminara que el video-juego también es cultura, y por tanto, puede recibir subvenciones estatales como la música o el cine.

Entre las nuevas medidas destaca el pabellón que alojará a las empresas españolas en la prestigiosa Feria Game Connection America, que se celebrará del 8 al 10 de marzo en San Francisco (EEUU). Será la primera vez que diez firmas con presupuesto español acudan juntas a este evento.

Otra de las acciones del ICEX será la creación de un portal dirigido a profesionales que presentará "nuestros productos al exterior. La marca España estará así también en Internet", señaló ayer el director de promoción de servicios del ICEX, Juan Miguel Márquez.

Más visibilidad

"Estas acciones son positivas, ya que se ajustan a la realidad de la industria del videojuego español. Es necesaria una mayor visibilidad, ya que no sólo los jugones deben saber que existimos", manifestó Fabriciano Bayo, de Virtual Toys, empresa de desarrollo de software creadora de la serie Imagina (Imagina ser diseñadora, Imagina ser veterinaria), que ya ha vendido casi siete millones de copias en el mundo.

Aparte de la visibilidad, para Gonzalo Suárez, creador de Commandos, el empuje estatal al sector es importante porque "conseguimos así una identidad industrial. Otros países han sabido patrimonializar nuestros productos y ahora nosotros podremos hacerlo".

Escaso mercado interior

Sin embargo, esta industria "potente y curtida", como la definió Suárez, tiene carencias. La más importante es el déficit de ventas en el comercio interior. Estas empresas no alcanzan en España el éxito que obtienen en el exterior. Además, en la actualidad, el sector se enfrenta a una reorientación del negocio con el cambio de la distribución física a la distribución on-line.

Como ocurre en el mundo editorial ante la llegada del e-book, varias empresas españolas de software Virtual Toys y FX, entre ellas ya se han posicionado para encargarse de la distribución de los contenidos digitales.

Según Suárez, "sería necesario fortalecer a estas empresas, no subvencionarlas, pero hay que hacer algo, ya que así se saneará la distribución y la producción". Como en el resto de sectores, detrás también notan el aliento de lobos como Microsoft y Google. "Y cuando estas empresas decidan cerrar el grifo de la distribución, esto se acabó", zanja Suárez.