Jueves, 4 de Marzo de 2010

Madrid pedirá declarar los toros Bien de Interés Cultural

Reuters ·04/03/2010 - 18:51h

En momentos en que el Parlamento de Cataluña debate la posible abolición de las corridas de toros, Madrid se propone iniciar los trámites para declararlas Bien de Interés Cultural, según anunció el jueves el vicepresidente regional, Ignacio González.

González negó, no obstante, que la decisión del gobierno de la capital sea una revancha hacia la iniciativa catalana que el miércoles comenzó un debate que podría culminar con la prohibición de los toros antes del verano.

"No es una consecuencia del debate, es una posibilidad que llevamos barajando desde hace tiempo a sugerencia de algunos colectivos que tienen que ver con el mundo del toro y que van a sumarse a otras iniciativas que ya se tomaron en cuenta anteriormente", dijo el vicepresidente regional en declaraciones a periodistas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, defendió la propuesta porque "los toros son un arte y merecen estar protegidos".

"A nadie le puede extrañar, porque la cultura taurina es algo que desde tiempo inmemorial está en la cultura española y en la cultura mediterránea", afirmó Aguirre en la Asamblea de Madrid.

"No hay más que ver que, desde Goya, Picasso o García Lorca o, fuera de nuestras fronteras, Hemingway y Orson Wells, todos se han ocupado de los toros como arte", añadió.

Aguirre señaló que no sólo deben protegerse los monumentos o museos, sino también los bienes inmateriales.

Desde Cataluña, uno de los 30 comparecientes en el debate, Francesc Pané, portavoz parlamentario de Iniciativa per Catalunya, criticó el anuncio.

"Si además el Gobierno de Madrid, con su presidenta al frente, ha pensado que eso era una respuesta al debate que tenemos en el Parlament, creo que es un error político inmenso", dijo.

Según la Ley de Patrimonio Histórico, cualquier persona puede solicitar la declaración de un Bien de Interés Cultural, que será determinada por los organismos competentes, que pueden ser el Consejo de Ministros, las Comunidades Autónomas o los Ayuntamientos.

En Cataluña, los 15 ponentes taurinos y 15 antitaurinos, entre ellos toreros, filósofos, veterinarios, ganaderos o miembros de grupos contra el maltrato animal comparecían el jueves en la segunda jornada para presentar sus posturas después de que el parlamento catalán aprobara en diciembre una Iniciativa Legislativa Popular que ahora sigue su trámite como proyecto de ley.

Tras culminar con las comparecencias se designará una ponencia encargada de elaborar un informe, y después de la presentación de enmiendas podría ser sometido a votación antes del verano, según informaron fuentes del Parlamento de Cataluña.

La plataforma catalana Prou! (¡Basta!) fue la instigadora de una campaña que recogió un total de 180.169 firmas, casi cuadriplicando las 50.000 necesarias por ley, para abrir un debate parlamentario que persigue la prohibición total de las corridas de toros en Cataluña.

El Parlamento catalán se inclinó en diciembre a favor de la apertura del debate por ocho votos de diferencia en una votación que fue bastante reñida. ERC e ICV votaron a favor de la prohibición y PP y Ciutadans lo hicieron en contra. Con esto, el resultado quedó en manos de los grandes grupos del Parlamento, CiU y el PSC, que dieron libertad de voto a sus diputados.

Prou! ha anunciado que de prosperar la iniciativa en Cataluña podría trasladarse a otras Comunidades Autónomas en las que se perciba menos apoyo popular a la fiesta taurina.

Aunque existen pocos estudios al respecto, los grupos antitauromaquia y de defensa de los derechos de los animales citan un sondeo de Gallup realizado en 2006, según el cual el 72,1% de la población española afirmaba no tener ningún interés por los espectáculos taurinos, llegando al 81,7% en las personas con edades entre los 15 y los 24 años.