Jueves, 4 de Marzo de 2010

Evalúan si atrasar embarazo reduce riesgo de rotura precoz bolsa

Reuters ·04/03/2010 - 18:18h

Por Anne Harding

Las mujeres que rompieron bolsa antes de tiempo deberían esperar por lo menos 18 meses antes de concebir otro bebé, según un nuevo estudio.

Conocida médicamente como rotura prematura de las membranas, esta complicación, en la que una mujer rompe bolsa antes de que el embarazo llegue a término y del trabajo de parto, ocurre en hasta el 5 por ciento de los casos, señaló el equipo de Darios Getahun, del Grupo Médico Kaiser Permanente Southern California, en Pasadena.

La complicación afecta a uno de cada cuatro partos prematuros, publicó el equipo en American Journal of Obstetrics & Gynecology, y pone a la madre y al feto en riesgo de contraer infecciones.

Según los especialistas, existirían varios factores involucrados. Las mujeres que sufrieron esa complicación previamente, tienen alto riesgo de que el problema se repita en los futuros embarazos. Y el peligro es aún mayor en las afroamericanas.

Para conocer si el intervalo entre embarazos también modificaría ese nivel de riesgo, el equipo revisó datos del estado de Missouri sobre casi 200.000 mujeres que habían tenido dos o tres hijos entre 1989 y 1997.

El 3 por ciento de las afroamericanas y el 1 por ciento de las blancas rompieron bolsa precozmente en el primer o segundo embarazos.

El 6 por ciento de las blancas sufrió la complicación en el siguiente embarazo, a diferencia del 2 por ciento de las mujeres que no había sufrido la rotura prematura.

En las afroamericanas, la proporción llegó al 10 y al 4 por ciento, respectivamente. El riesgo aumentó aún más si las mujeres quedaban embarazadas durante los 18 meses posteriores del primer parto y fue especialmente alto en las afroamericanas.

Por ejemplo, una afroamericana que queda embarazada entre los tres y seis meses posteriores a un parto con rotura de bolsa prematura, sería casi nueve veces más propensa a sufrir la complicación nuevamente que una mujer que espera por lo menos 18 meses para volver a concebir.

En las mujeres blancas, ese riesgo se triplicó.

Eso sugiere que la complicación estaría asociada con la inflamación y que se necesita un intervalo más prolongado entre los embarazos para una adecuada recuperación. "Podría ser una hinchazón crónica que se mantiene entre embarazos", dijo Getahun a Reuters Health.

El especialista aconsejó realizar un seguimiento cuidadoso de las embarazadas que rompieron bolsa precozmente en embarazos previos para que, si aparece una infección, puedan recibir un tratamiento antibiótico a tiempo y prevenir la recurrencia de la complicación.

FUENTE: American Journal of Obstetrics & Gynecology, online 4 de febrero del 2010.