Jueves, 4 de Marzo de 2010

Los partidos recibieron 193,1 millones en ayudas públicas durante el año 2006

EFE ·04/03/2010 - 15:05h

EFE - El presidente de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida. EFE/Archivo

Los partidos políticos recibieron 193,1 millones de euros en ayudas públicas en el año 2006, de los cuales 184,5 fueron para partidos con representación parlamentaria, 6,2 millones para los representados únicamente en asambleas autonómicas y 2,4 millones para fuerzas restringidas al ámbito local.

Así consta en el informe de fiscalización de los partidos relativo al ejercicio 2006 que acaba de aprobar el Tribunal de Cuentas y el cual apunta que la mayor parte del dinero público que recibieron fue a parar a los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE.

Reseña el documento en el cómputo global de estos fondos públicos otros 5,5 millones que llegaron a los partidos en concepto de subvenciones por las elecciones celebradas ese año y de ejercicios anteriores.

El PP obtuvo 64,8 millones de euros, conformados por 25,5 millones de subvención estatal, un millón de euros de gobiernos autonómicos, 5,5 millones aportados por las Cortes, otros 18 procedentes de parlamentos autonómicos y 14,7 de entidades locales.

Por su parte, el PSOE ingresó 62,7 millones de euros, distribuidos en 25 millones de subvención estatal, 1,2 concedidos por gobiernos autonómicos, 5,3 con origen en las Cortes Generales, 17 millones en las asambleas autonómicas y 14 en las corporaciones locales.

El PSC, que a efectos de contabilidad siempre presenta sus balances de forma separada del PSOE, consiguió en 2006 ayudas por valor de 12 millones de euros, repartidas en cuatro millones procedentes del Estado, 4,4 del Parlament de Cataluña y 3,5 con origen en las entidades locales, según el mismo informe.

A gran distancia de socialistas y "populares", el partido más beneficiado por las ayudas en 2006 fue Izquierda Unida, que se llevó 9,4 millones de euros, seguida muy de cerca por la federación de CiU, con 9,3 millones; después figura el PNV, con 6,7 millones de euros, y ERC, con 5,9 millones de euros.

El Tribunal de Cuentas hace constar en el documento que en la financiación estatal recibida figuran las asignaciones para gastos de seguridad entregadas a los partidos representados en el Congreso, cuyo importe ascendió en ese ejercicio a 2,6 millones de euros.

Por otro lado, el órgano fiscalizador evalúa en 191,1 millones de euros la deuda que los partidos representados en el Congreso acumulaban en 2006, de los que 1,5 millones eran intereses.

Los partidos con representación autonómica sumaban una deuda de con los bancos de 10,2 millones, sobre todo el Partido Andalucista, con un principal de 6,7 millones e intereses vencidos de 1,9.

Además, el informe analiza la deuda vencida de estos partidos con las entidades bancarias, por importe de 12,1 millones de euros, de los que 3,2 eran intereses.

De esa cuantía global, el PA debía la mayor parte, 8,1 millones; Unió Democràtica de Catalunya, 2,6 millones; Eusko Alkartasuna, 0,8 millones; Izquierda Unida, 0,5; y el mallorquín PSM, 0,1 millones de euros.

Hace constar el Tribunal que el PSOE había suscrito acuerdos con los bancos para negociar toda su deuda vencida, que ascendía a 6.751.188 euros, incluidos los intereses, al igual que Eusko Alkartasuna, para abonar una parte de los 900.478 euros que debía.

Tras recibir documentación al respecto de las entidades de crédito, se detectó que las cantidades abonadas cubrían el principal de las deudas pero, advierte, "desconociéndose los términos de la negociación que ha ocasionado el cálculo de los intereses abonados".

En consecuencia, el Tribunal dice en su informe: "No es posible pronunciarse sobre la existencia o no de condonación de deuda por intereses ni, en su caso, sobre la razonabilidad de los intereses regularizados al desconocerse el coste financiero devengado".

De forma complementaria, anota que el PSOE recibió cuatro millones de euros en concepto de compensación por los bienes incautados a los partidos democráticos durante la Guerra Civil.