Jueves, 4 de Marzo de 2010

Díaz Ferrán intenta ganar tiempo en el agujero de Marsans

Negocia su venta con dos fondos mientras intenta que la banca le dé más liquidez

S. R. ARENES ·04/03/2010 - 14:41h

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y su socio y vicepresidente de la patronal, Gonzalo Pascual, están jugando a dos bandas para intentar salvar su entramado empresarial turístico de más de cien compañías aun a costa de deshacerse de la joya de la corona. Por un lado, negocian con dos fondos de inversión europeos la venta de la agencia de viajes Marsans por 350 millones y estudian varias ofertas, según señalan fuentes próximas a la operación.Y, en paralelo, ayer intentaban cerrar un acuerdo con varias entidades financieras para que den a Marsans más liquidez para no caer.

El hecho de que aparezcan potenciales compradores interesados en adquirir la primera agencia de viajes del país ayuda a los dos empresarios a poner en valor los activos de esta compañía ante la banca. Y, en estos momentos, Pascual, que está llevando el peso de la negociación, necesita convencer a las entidades financieras de que esos activos son sólidos y dan garantías de continuidad del negocio para lograr otros 32 millones que le hacen falta a Marsans para poder acometer la temporada turística.

Recta final en la negociación para lograr refinanciar la deuda

Reunión clave

Hace algo más de una semana, varias entidades financieras ya dieron un balón de oxígeno a Marsans de ocho millones. Pese a ser una importante aportación en un momento de salud financiera crítica, no es la aportación habitual necesaria para acometer la campaña. O, al menos, así lo han admitido siempre en la empresa.

Ayer, estaba citado Gonzalo Pascual con otro grupo de entidades, entre ellas, Caja Madrid, Bancaja y la CAM, para una reunión clave en las negociaciones. Al cierre de esta edición, no había trascendido un acuerdo definitivo. La banca ha seguido exigiendo a Díaz Ferrán y a Pascual que aporten más garantías de pago (ellos han ofrecido más hoteles) e, incluso, que vendan más activos, como hicieron con parte de la empresa de transporte Trapsa.

Orizonia denunció a Marsans por impago tras tantear su compra

Sobre la mesa de la negociación está otro asunto aún más importante, que es la refinanciación de toda la deuda del entramado empresarial, que superaría los 400 millones. De ahí, la importancia para el jefe de la CEOE y su socio de exhibir las posibilidades de lograr más dinero con desinversiones. Un portavoz de la empresa aseguró no tener "referencias" de la negociación con los dos fondos europeos.

Ya hace meses, el grupo turístico Orizonia, propiedad de los fondos europeos Carlyle y Vista Capital, tanteó la compra de Marsans. El mes pasado esa empresa denunció a la agencia de viajes por una deuda de 40 millones. Algunas fuentes aseguran que Orizonia no llegó a hacer una oferta en firme. No se descarta que siga interesada en su rival.

Noticias Relacionadas