Jueves, 4 de Marzo de 2010

El líder antimusulmán holandés, gran vencedor de las locales

Reuters ·04/03/2010 - 10:20h

El líder antimusulmán holandés Geert Wilders tuvo unos excelentes resultados en los comicios locales del miércoles, lo que le convierte en un serio candidato para las generales de junio, según los primeros resultados.

En la primera prueba sobre el estado de la opinión pública desde la caída el mes pasado del Gobierno de coalición del primer ministro, Jan Peter Balkenende, el Partido de la Libertad de Wilders (PVV, por sus siglas en holandés), era el más votado en la ciudad de Almere y el segundo en La Haya.

Estos resultados se producen después de la publicación de un sondeo según el cual el PVV, que hace campaña contra la inmigración musulmana, sería el más votado en las elecciones del 9 de junio, con 27 de los 150 escaños del Parlamento.

Esto haría muy difícil a los cristianodemócratas de Balkenende, que obtendrían un escaño menos, formar un coalición fuerte sin Wilders. Si se produjeran meses de negociaciones, con el consiguiente vacío político, se podría poner en peligro la frágil recuperación económica y plantear dudas sobre el ámbito de los recortes presupuestarios previstos.

La popularidad de Wilders, que compara el islam con el fascismo y el Corán con el libro de Adolf Hitler "Mein Kampf" (Mi lucha), ha dañado la imagen de Holanda cuando presumía de ser un bastión de la tolerancia.

El PVV está aprovechando la tendencia de un país de 16 millones de habitantes que cada vez mira más hacia sí mismo mientras la economía sigue inmersa en problemas y aumentan las tensiones sociales. En Holanda hay casi un millón de musulmanes.

"La élite izquierdista todavía cree en el multiculturalismo, en mimar a los delincuentes, en un superestado europeo y en impuestos altos", dijo Wilders ante una multitud entusiasmada en un mitin en Almere tras las elecciones.

"Pero el resto de Holanda piensa diferente. Esa mayoría silenciosa ahora tiene una voz".

"Hay muchos musulmanes que quieren formar parte de la comunidad, pero hay un porcentaje que quiere causar problemas", dijo uno de los asistentes a la concentración, el conductor de autobuses Theo Verstappen, de 53 años.

"No se está tratando adecuadamente a los que quieren causar problemas. No es mucho pedir a la gente que viene aquí que comparta nuestros valores".

Andre Krouwel, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Ámsterdam, dijo: "Se puede ver mucho descontento en el electorado. Claramente Wilders va a usar estos resultados como una plataforma de lanzamiento para las elecciones nacionales".

DIVISIÓN POR AFGANISTÁN

Balkenende, que ahora encabeza un gobierno provisional, sufrió el hundimiento de su coalición el 20 de febrero después de que los cristianodemócratas no lograran persuadir a sus socios laboristas para extender el plazo de la misión militar de Holanda en Afganistán.

Era la cuarta disolución de un gobierno de Balkenende en ocho años.

Ahora ha dicho que los casi 2.000 soldados holandeses que están en la misión de la OTAN en ese país probablemente se retirarán este año, como estaba previsto.

En Almere, el PVV obtuvo un 21 por ciento de los votos, frente al 18 por ciento de los laboristas, según los resultados preliminares. En La Haya, se hizo con ocho escaños, frente a los diez de los laboristas. La participación fue situada en el 56 por ciento.

Los laboristas, dirigidos por el ex viceprimer ministro Wouter Bos, parecen haberse beneficiado de su postura sobre Afganistán.

"El Partido Laborista ha vuelto", dijo Bos a sus simpatizantes. "Nos declararon muertos y enterrados, pero con nuestra lucha, humildad e ideales hemos vuelto".