Jueves, 4 de Marzo de 2010

La Plataforma cívica culpa al PP y UM de la corrupción y defiende un Govern de izquierdas

EFE ·04/03/2010 - 07:26h

EFE - El presidente del Gobierno balear, Francesc Antich. EFE/Archivo

La "Plataforma contra la corrupción", de la que forman parte unas 120 entidades cívicas de Baleares, ha convocado para hoy una cadena humana en el centro de Palma para protestar contra las prácticas corruptas, que atribuye sólo al PP y UM, y para defender la continuidad del Govern de izquierdas.

Algunos de los promotores de este movimiento social han explicado en rueda de prensa que detrás de la plataforma "no hay partidos políticos ni otros intereses", sino únicamente la voluntad de afrontar la "muy grave" degeneración de la vida política del archipiélago a consecuencia de los numerosos casos de corrupción.

Así se ha expresado Tomás Balaguer, uno de los portavoces de la agrupación, de la que forman parte, entre otras muchas organizaciones, la Federación de Asociación de Vecinos, la asociación ecologista Gob, la Obra Cultural Balear, el sindicato Stei, el Fórum Social de Mallorca, Gent de Marratxí y Amigos de Son Sardina.

La plataforma hace un llamamiento "a todos los ciudadanos que están cansados de la corrupción y quieren que se dignifique la vida política" para que mañana, desde las 20.00 horas en la plaza de Cort de Palma, formen parte de una cadena humana que abrazará simbólicamente las sedes de tres "instituciones democráticas" (Cort, Consell y Parlament).

Otra de las dirigentes de la plataforma, Maria Antònia Font, precisó que la protesta se centra en la corrupción que "viene sobre todo de la legislatura anterior" (cuando gobernaba el PP en la Comunidad y UM en el Consell de Mallorca).

"Queremos que se mantenga un Govern de izquierdas y "que continúe la limpieza de las personas corruptas de determinados partidos", ha incidido Font, para quien son "los hechos", más que la ideología de las entidades agrupadas, los que llevan a la plataforma a cargar las culpas de la corrupción en PP y UM.

En cuanto a la legitimidad de un Govern de izquierdas que cuenta con menor respaldo que el partido que más votos obtuvo en las últimas elecciones, el PP, Balaguer aseguró que la agrupación de entidades contra la corrupción no ha "discutido" esta situación. "Ya veremos si nos tenemos que pronunciar según vengan los acontecimientos".