Jueves, 4 de Marzo de 2010

"Mis arrebatos salen desde el corazón"

Sus triples ante el Siena certificaron la última remontada con su marca y ofrecen hoy la opción de alcanzar los cuartos de la Euroliga

MIGUEL ALBA ·04/03/2010 - 08:00h

Ángel Martínez - Llull juguetea tras la sesión del martes.

Tuve suerte de meter el último triple", asumía con humildad Sergio Llull (Mahón, 1987) mientras Vistalegre se vaciaba, el pasado jueves, con su grito de guerra. "¡Llull, Llull, Llull...!". Una proclama surgida tras aquella remontada ante el Barça en el primer partido del Top 16 de la Euroliga del pasado año. Después, vinieron otras. La última, la pasada semana, ante el Siena, que ofrece hoy al Madrid la posibilidad de clasificarse para cuartos si vence al Efes Pilsen y el Maccabi, a los italianos.

¿Acepta la condición de talismán del equipo?

No, no creo que aparezca sólo yo como artífice de la remontada. Hay un gran trabajo del quinteto (Prigioni, Llull, Hansen, Reyes y Tomic) que jugamos todo el último cuarto.

Sin embargo, aunque lo niegue, es cierto que usted es el protagonista de las remontadas épicas.

Creo que es una situación más de los partidos. Siempre intento jugar con la misma intensidad durante los 40 minutos. Lo que pasa es que, en esos momentos en que se necesita un empuje de energía, me siento más cómodo.

¿Qué enciende ese arrebato?

Especialmente, las ganas de ganar partidos. También tiene mucho de coraje ante la derrota. Sinceramente, salen del corazón, no los puedo controlar.

"Puedo aportar calma, sé que no puedo ir siempre corriendo a lo loco"

¿Está obsesionado con la derrota?

Más que obsesionarme, me duele, me quema.

Sin embargo, afronta las situaciones difíciles con más cabeza que antes.

Eso lo da la madurez. Noto que leo mejor los partidos y puedo aportar calma. Me he dado cuenta de que no puedo ir corriendo a lo loco de un lado para otro.

¿Messina le frena mucho?

Ettore me está ayudando muchísimo en un aspecto que empecé a explorar con Joan Plaza. Messina me da muy buenos consejos, siempre me dice que piense.

¿La Euroliga les ha devuelto la sonrisa tras la Copa?

Lo de la Copa ya está olvidado, aunque sigue doliendo haber perdido ya un título importante. No creo que eso nos haya centrado más en la Euroliga. Al final, la vida sigue y nosotros tenemos que buscar ser primeros de nuestro grupo en Europa para asegurarnos el factor cancha.

"Sólo jugando todaslas finales, aunque las perdamos, sería un año digno"

¿Y evitar presumiblemente al Barcelona?

Está claro que el Barça, ahora mismo, está un escalón por encima del resto. Sería bueno evitarlo, pero yo siempre priorizo el factor cancha frente al rival, sea quien sea.

¿Entonces, no le importaría enfrentarse al Barça si el partido decisivo se disputa en Vistalegre?

En absoluto. Es más, estaría contento.

¿La semana tras la Copa ha sido la más dura desde que está en el Madrid?

Quizás, sí. En el Madrid, cuando se pierden títulos, la presión es grande. Somos un club que tenemos que estar arriba en todas las competiciones.

¿Y qué le parece que esa semana empiecen a aparecer nombres de jugadores para el próximo año?

La verdad es que no sigo demasiado ese tipo de noticias.

"No me precipitaré con la NBA, tengo el ejemplo de Sergio Rodríguez"

A Antonio Maceiras, responsable de la sección, más que los nombres de futuro que salen, le preocupa que usted no se vaya a la NBA.

Pues puede estar tranquilo. Soy consciente de que la NBA está ahí pero, de momento, lo tengo aparcado. Tengo contrato con el Madrid (hasta 2011), estoy muy contento, me tratan bien, y no me quiero precipitar a irme allí y estar sentado en el banquillo. Quiero hacerme un nombre primero aquí , ganar títulos y continuar mi progresión.

¿Las experiencias de Sergio Rodríguez, principalmente, o Rudy le han hecho replantearse sus opciones en la NBA?

Sí, es cierto que me he fijado bastante en lo que le ha pasado a Sergio. Sé que para ser importante allí, se tienen que juntar una serie de factores. Por eso yo no quiero precipitarme. Si alguna vez doy el salto, lo haré cuando me sienta preparado.

Una temporada sin títulos. ¿Éxito o fracaso?

Ni una cosa ni otra. Si llegáramos a todas las finales, incluso perdiéndolas, podría llegar a ser una temporada digna. Pero tenemos que ser ambiciosos e ir a por la Euroliga y la ACB.