Miércoles, 3 de Marzo de 2010

Chávez dice que no tiene nada que explicar a España

El presidente venezolano califica de "show" y "exabrupto" el auto del juez Velasco que le vinculaba con ETA y las FARC

DANIEL LOZANO ·03/03/2010 - 21:13h

Hugo Chávez saluda a Zapatero en una visita a España.

El termómetro de la polémica entre España y Venezuela por la presunta cooperación del Gobierno de Hugo Chávez en la alianza entre ETA y las FARC subió ayer varios grados. La fuente calórica fue, una vez más, el presidente venezolano, quien dijo no deber explicaciones "ni a Zapatero ni a nadie". Si el presidente español quiere una aclaración, añadió, "que se las pida a su canciller", Miguel Angel Moratinos.

Zapatero reaccionó al auto del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco solicitando una aclaración a las autoridades venezolanas, pero éstas no se darán, según Chávez, porque lo recogido por el magistrado es "una acusación temeraria".

En su intervención del lunes, el presidente Zapatero dijo que Moratinos ya había telefoneado a Chávez, pero este desmintió ayer la versión española de la conversación asegurando que el ministro no le había solicitado "ninguna explicación", sino que le había trasladado que "el Gobierno de España no tenía nada que ver con este tema". También le adelantó, según la versión de Chávez, que no se extrañase si el juez dictaba una orden de extradición contra Arturo Cubilla, presunto miembro de la banda terrorista y empleado por el Ejecutivo venezolano.

En su primera intervención tras conocerse la noticia, Hugo Chávez detectó en el auto del juez una actitud colonialista. Ayer perfiló un poco más su discurso y optó por la tesis conspirativa, tan de su gusto. "Es una ofensiva, una agresión permanente. Eso estaba orquestado y no tengo duda de que se debe al gran éxito de nuestros pueblos y gobiernos en Cancún, donde se acordó la creación de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe", afirmó Chávez. El presidente venezolano irrumpió telefónicamente en un programa de Venezolana de Televisión para citar a El Quijote y advertir: "si ladran los perros, nosotros estamos cabalgando".

También Aznar

Las palabras del presidente tuvieron eco en otros miembros de su Gobierno. Uno de ellos, Roy Daza, presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, incluyó en la "ofensiva" al ex presidente José María Aznar. "El señor Aznar, quien estuvo involucrado de manera directa en el golpe de estado del 2002, le solicitó al presidente Zapatero que rompiera relaciones con Venezuela", elucubró Daza.

El auto es "un documento írrito, es decir, no tiene ninguna validez, porque sus fuentes de información no dan para abrir una investigación. Tampoco se puede dictaminar o emitir un juicio si ni siquiera se ha comprobado los elementos que tiene", afirmó Daza, antes de lanzar una última advertencia: "pretende desestabilizar luego al país de cara a las elecciones de septiembre".