Miércoles, 3 de Marzo de 2010

Píldoras de calcio y vitamina D no ayudan al corazón: estudio

Reuters ·03/03/2010 - 18:01h

De acuerdo a una revisión sistemática de estudios publicados, los suplementos de calcio y vitamina D no mejoran la salud cardíaca ni evitan un accidente cerebrovascular (ACV).

Si bien ambos son importantes para la salud ósea, los autores afirmaron que las evidencias para el bienestar cardíaco son contradictorias.

En Estados Unidos, la dosis diaria de calcio recomendada es de 1.000 miligramos y de vitamina D, 400 unidades internacionales (UI). La piel produce la vitamina cuando está expuesta al sol, pero esta cantidad no suele ser suficiente.

La leche, los cereales del desayuno y el jugo de naranja fortificado son las fuentes principales del nutriente, aunque algunos pescados grasos contienen altos niveles de vitamina D.

Antes de que las personas que ya obtienen los niveles recomendados comiencen a tomar ambos suplementos, el equipo del doctor Howard D. Sesso, de Brigham and Women's Hospital, en Boston, analizó las evidencias que respaldan su uso para asegurarse que no hubiera riesgos ocultos.

"La literatura es bastante escasa" en este tema, dijo Sesso a Reuters Health.

Ninguno de los 17 estudios revisados había sido diseñado para analizar específicamente los efectos de los suplementos en el riesgo de desarrollar cardiopatías, infarto, ACV o muerte cardíaca.

"Los ensayos disponibles se diseñaron con otros fines en mente", agregó.

Una parte del problema a la hora de revisar los estudios fue que la forma y la dosis de los suplementos utilizados no coincidían.

Algunos trabajos demostraron que los suplementos de vitamina D reducen el riesgo de morir por enfermedad cardíaca y ACV. Pero la mayoría incluía a pacientes con enfermedad renal grave y que recibían diálisis, una gran diferencia con las características de la población general.

En el resto de los estudios, no se vieron beneficios importantes por el consumo de vitamina D, calcio o ambos.

De modo que, por ahora, Sesso no recomendó que las personas saludables refuercen la alimentación con suplementos de vitamina D y calcio.

"Pero si existe una deficiencia de vitamina D o de calcio, ese es un tema que cada persona debería conversar con el médico", dijo el autor.

Existen antecedentes importantes sobre las consecuencias del consumo de suplementos, advirtieron los autores de un editorial sobre el estudio. Durante años se creyó que las vitaminas A y E prevenían varias enfermedades, desde enfermedad coronaria hasta cáncer.

Sin embargo, los principales estudios publicados en el 2005 y el 2007 demostraron que ambas vitaminas aumentaban el riesgo de muerte.

"Aprendimos que las cosas pueden empeorar mucho" cuando las personas empiezan a tomar vitaminas, dijo a Reuters Health el doctor Eliseo Guallar, coautor del comentario editorial.

Guallar, de la Escuela de Salud Pública Bloomberg, de Johns Hopkins, en Baltimore, y Sesso coincidieron en que lo mejor para evitar un resultado similar es contar con estudios "buenos y sólidos" sobre poblaciones saludables.

FUENTE: Annals of Internal Medicine, 2 de marzo del 2010.