Miércoles, 3 de Marzo de 2010

El trabajo por turnos eleva el riesgo de colon irritable

Reuters ·03/03/2010 - 17:08h

Por Joene Hendry

El trabajo por turnos puede afectar varias funciones orgánicas, como el sueño o el movimiento intestinal. Ahora, un nuevo estudio indicó que también elevaría el riesgo de desarrollar el síndrome de colon irritable (SCI).

Los síntomas del SCI incluyen constipación y diarrea, dolor abdominal, calambres y distensión abdominal. Se desconoce la causa del síndrome, que afecta a uno de cada cinco estadounidenses, según los Institutos Nacionales de Salud.

Los trabajadores por turno a menudo padecen alteraciones intestinales similares a las de los pacientes con SCI, señaló en American Journal of Gastroenterology el equipo de la doctora Willemijntje A. Hoogerwerf, de la University of Michigan, en Ann Arbor.

La evaluación de los trastornos intestinales de 399 enfermeros, en su mayoría mujeres, demostró que el trabajo por turnos rotativos, que normalmente afecta el ritmo intestinal, "aumenta la posibilidad de desarrollar SCI", dijo Hoogerwerf a Reuters Health.

El equipo evaluó las respuestas de los enfermeros acerca de trastornos intestinales y su calidad del sueño. Los participantes no tenían otros problemas asociados con la disfunción intestinal.

En total, 214 trabajaron de día, 110 de noche y 75 rotaron en turnos diurnos y nocturnos. Los que cumplieron el turno noche y horarios rotativos eran más jóvenes y tenían menos experiencia que los que trabajaban de día (entre 11 y 13 años versus 20 años de antigüedad).

El 48 por ciento, es decir, 36 de los empleados de turnos rotativos, tenían síntomas de SCI. Lo mismo ocurrió con el 40 por ciento (44) de los que trabajaban de noche.

En cambio, el 31 por ciento (66) de los que trabajaron de día tenían esos síntomas. Las cifras fueron más altas que lo esperado en la población general.

Además, los enfermeros con SCI tenían problemas para dormir y sufrían somnolencia diurna, independientemente de cuál era su turno laboral.

Pero los horarios rotativos se mantuvieron significativamente asociados con el SCI aún tras considerar la calidad del sueño, la edad, el género, la experiencia y los años trabajados de noche o por turnos rotativos.

Los enfermeros que trabajaban de noche y con turnos rotativos eran también más propensos a sentir dolor o malestar abdominal que los que trabajaban de día.

Hoogerwerf planteó que el SCI podría deberse a "un trastorno del ritmo biológico intestinal". Para probarlo, el equipo asegura que se necesitan más estudios.

En tanto, la autora recomienda que los trabajadores por turnos y con síntomas de SCI consulten al médico "sobre el efecto potencial" de sus horarios laborales en ese trastorno.

FUENTE: American Journal of Gastroenterology, publicado online el 16 de febrero del 2010.