Miércoles, 3 de Marzo de 2010

La campaña contra los dueños del United sigue creciendo

Reuters ·03/03/2010 - 15:48h

Más de 20.000 aficionados del Manchester United se han unido a la campaña lanzada con la intención de obligar a los dueños del club, la familia estadounidense Glazer, a abandonar la entidad, dijo el miércoles el líder del grupo de protesta.

El Manchester United Supporters Trust (MUST, fondo inversor de aficionados del Manchester United) está haciendo una campaña para forzar a los Glazer a vender el club, que acumula deudas valoradas en unos 716,5 millones de libras esterlinas (casi 800 millones de euros).

El MUST apoya a un grupo de aficionados de alto poder adquisitivo conocido como los "Red Knights" (caballeros rojos), que planea reunir más de 1.000 millones de libras para comprar el club a la familia estadounidense, que lo adquirió en 2005.

El mes pasado, los Glazer lanzaron una emisión de bonos para recaudar 500 millones de libras, en un intento por redirigir sus deudas.

Duncan Drasdo, presidente ejecutivo del MUST, dijo el miércoles que después de que se hicieran públicos los planes de los Red Knights se había producido una "increíble aceptación" de la campaña.

"Hace un mes, antes de la publicación de la emisión de los bonos, la cantidad de apoyos del MUST alcanzaba las 36.000 personas. La última noche, esa cifra se duplicó a una increíble cantidad de 78.000 miembros", indicó Drasdo.

"Estamos apelando a que los millones de aficionados del Manchester de todo el mundo se junten y muestren a los Red Knights que hay un apasionado deseo de ver un mejor modelo de propiedad para el club", agregó.

Por otro lado, el presidente ejecutivo del United, David Gill, manifestó el martes que el club continuaba siendo una institución profesional correctamente dirigida, tras haber publicado un aumento en el rendimiento financiero de la primera mitad del año fiscal, hasta el 31 de diciembre del año pasado.

Los ingresos se incrementaron hasta los 144,7 millones de libras esterlinas, tras aumentar los ingresos por derechos televisivos en un 33 por ciento y en un 10 por ciento las ventas en taquilla, gracias a que el equipo jugó dos partidos de liga más en ese periodo.

El club redujo su pérdida bruta hasta los 1,9 millones de libras durante la última mitad del año, en comparación con los 23,9 millones del año anterior.

Gill hablará ante los delegados en la convención de negocios de Soccerex en Manchester más tarde el miércoles, y se espera que confirme que los Glazer no tienen intención de vender el equipo.

Los Glazer compraron el Manchester United en 2005 por unos 790 millones de libras esterlinas (casi 900 millones de euros), pese a la dura oposición de los aficionados, y han recibido duras críticas debido a que las deudas del equipo se han incrementado clamorosamente.

"El Manchester United no está en venta", declaró el martes a Reuters un portavoz de la familia propietaria.