Jueves, 4 de Marzo de 2010

Los dinosaurios, diez millones de años más viejos

Un nuevo fósil de un reptil arcaico empuja hacia atrás el origen de estos animales

M. A. ·04/03/2010 - 00:30h

Recreación del silesaurio. - M. A

El hallazgo en el sur de Tanzania de un puñado de huesos fosilizados pertenecientes a un primo desconocido de los dinosaurios ha iluminado el origen de los grandes lagartos. La nueva especie, bautizada Asilisaurus kongwe, pululó por el planeta 10 millones de años antes que los primeros dinosaurios conocidos hasta la fecha, por lo que los paleontólogos creen que sus parientes más cercanos, los reptiles voladores (pterosaurios) y los propios dinosaurios, también lo hicieron.

El análisis de los restos, publicado hoy en la revista Nature, ha desvelado que Asilisaurus es miembro de los silesaurios, un grupo tan relacionado con los dinosaurios como hoy lo están los chimpancés y los seres humanos. Aunque los dinosaurios más antiguos desenterrados hasta la fecha tienen una edad de 230 millones de años, la existencia de sus primos 10 millones de años antes implica que ambos, silesaurios y dinosaurios, divergieron de sus ancestros comunes hace aproximadamente 240 millones de años.

Los autores del estudio, dirigidos por el paleontólogo Sterling Nesbitt, de la Universidad de Texas (EEUU), encontraron en el yacimiento tanzano huesos fósiles de al menos 14 individuos de Asilisaurus kongwe, por lo que fueron capaces de reconstruir un esqueleto casi completo. Según los investigadores, la nueva especie, que compartía muchas características con los dinosaurios, no era una fiera temible. Medía entre 50 centímetros y un metro de alto hasta la cadera; y entre uno y tres metros de longitud. Apenas pesaba unos 20 kilogramos y, muy probablemente, se alimentaba sólo de vegetales, o de una combinación de plantas y carne.

Los científicos también han hallado un gran número de cocodrilos primitivos en el yacimiento de Tanzania. A juicio de los investigadores, la presencia de estos animales juntos sugiere que la diversificación de los parientes de las aves y de los cocodrilos fue rápida y ocurrió millones de años antes de lo que se pensaba hasta ahora.