Jueves, 4 de Marzo de 2010

Tres nuevas réplicas reviven la pesadilla en Chile

La última deja a oscuras parte de la zona norte de Santiago. La población huye a las zonas más altas

PÚBLICO.ES / EFE ·04/03/2010 - 04:42h

AFP - Una de las tantas imágenes producidas tras el tsunami que asoló Concepción tras el terremoto del pasado sábado.

Los temblores de tierra no dan tregua a Chile. Tres nuevas réplicas han vuelto a sembrar el pánico este miércoles en Chile.

La última de ellas, de 6,1 grados de magnitud en la escala de Richter, ha sacudido Santiago, dejando a oscuras parte del municipio de Lampa, en el norte de la Región Metropolitana.

El epicentro estuvo situado a 39 kilómetros al suroeste de Valparaíso, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Los habitantes de Concepción han empezado a refugiarse en las zonas altas de la ciudad ante el temor a un nuevo tsunami. Dos fuertes réplicas de magnitud de 5,9 y 6,0 grados en la escala Richter han vuelto a sacudir la población.

Ante el primer temblor, con epicentro a 53 kilómetros al noroeste de la ciudad, cientos de personas, entre ellas miembros de los equipos de distribución de ayuda y mantenimiento del orden, huyeron despavoridos hacia los cerros de las afueras de Concepción.

La alarma se sucede cuatro días después del terremoto de 8,8 grados que la madrugada del pasado sábado devastó una amplia zona del centro y sur de Chile, con un balance provisional de 799 muertos y dos millones de damnificados.

Cientos de personas huyeron hacia los cerros de las afueras de la ciudad 

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el segundo temblor se sintió pocos segundos después del anterior, esta vez de 6 grados en la escala de Richter, con epicentro localizado también bajo el mar a 84 kilómetros al suroeste de Talca, capital de la región del Maule.

Los bomberos de Concepción alertaron a lo largo del día a la población del peligro de tsunami, aunque las autoridades descartaron posteriormente esa posibilidad. "La magnitud no corresponde a la alerta de un tsunami", dijo un portavoz de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) en Santiago con base en un informe del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA).

Bachelet se defiende de las críticas

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha salido en defensa de su Gobierno por las críticas a su gestión de su Gobierno ante la emergencia originada por el seísmo. "Somos todos generales después de la guerra", dijo la mandataria en una entrevista con radio Cooperativa, al ser preguntada sobre la supuesta ineptitud con la que el Ejecutivo ha actuado ante la catástrofe.

Bachelet, asimismo, aconsejó "huir a los cerros" ante las réplicas fuertes del terremoto a los habitantes de las localidades costeras. La descoordinación entre el Ejecutivo chileno y el Ejército impidieron que la población de varias localidades costeras y del archipiélago Juan Fernández, a 600 kilómetros de la costa, se enteraran del peligro hasta que fue demasiado tarde.

Bachelet aconsejó "huir a los cerros" a los habitantes de las localidades costeras 

La mandataria dijo que en vez de buscar culpables hay que sacar lecciones para que en el futuro Chile cuente con un sistema de comunicaciones mucho más avanzado tecnológicamente y con una conexión más expedita a través de su compleja geografía.

Bachelet también negó haber rechazado las ofertas de ayuda exterior, al afirmar que leyó "con sorpresa que había rechazado la ayuda internacional". Explicó que, ante las numerosas ofertas de ayuda que comenzaron a llegar desde el instante mismo del seísmo, dijo que primero había que hacer un diagnóstico de la situación para determinar qué es lo que se necesitaba y después confeccionar una lista.

Primer vuelo procedente de Chile

El primer vuelo desde Santiago de Chile, tras el terremoto del pasado sábado, ha llegado hoy a Madrid con 204 pasajeros, en su mayoría turistas franceses y algunos españoles y chilenos que recordaron la "terrible experiencia".

El aeropuerto de la capital chilena se reabrió ayer tras el seísmo

El aeropuerto de la capital chilena se reabrió ayer tras el seísmo, que ha dejado casi 800 fallecidos y más de dos millones de afectados. Entre las ganas de llegar a casa y el cansancio acumulado han sido pocos los pasajeros que prestaron a hablar con los medios sobre lo "horrible que ha sido todo".

En sus declaraciones, todos los chilenos aludieron a la gran tragedia que supuso el tsunami que siguió después y que, según dicen, nadie supo prever, y también a la psicosis que siguió al seísmo. Para Ignacia Depiano, una joven chilena residente en España, "lo más impresionante ha sido ver el cambio del país en apenas tres días: de funcionar todo perfectamente a que todo vaya mal".

Noticias Relacionadas