Miércoles, 3 de Marzo de 2010

El ahorrador español es conservador y confía en los bancos, según Inverco

EFE ·03/03/2010 - 10:24h

EFE - Un grupo de mujeres busca entre las prendas en un centro comercial de Madrid. EFE/Archivo

El ahorrador español es conservador, mayor de 50 años y confía más en las entidades financieras que en otras fuentes a la hora de decidir un producto en el que invertir, según el estudio Cultura Financiera y Hábitos del Ahorrador, presentado por el Observatorio Inverco.

Ángel Martínez Aldama, responsable del Observatorio Inverco, indicó hoy, en rueda de prensa, que este perfil se complementa con un mayor nivel de estudios a la hora de invertir de una forma más dinámica, y que no existe una clara diferencia entre la cifra de hombres inversores o de mujeres inversoras.

El estudio se ha realizado sobre una muestra de 1.900 entrevistas y abarca tres tipos diferentes de clases de inversores, tanto en su energía a la hora de actuar, como de sus posibilidades.

Así, por el tipo de actuación a la hora de invertir, el Observatorio distingue entre conservador, moderado y dinámico, mientras que por las posibilidades tenemos el pequeño ahorrador, con ingresos de hasta 1.500 euros y que no puede ahorrar todos los meses; el mediano, de entre 1.500 y 3.000 euros, que ahorra casi todos los meses, y el que ingresa más de 3.000 euros.

Estas categorías permiten al estudio analizar los hábitos de los ahorradores, y de esta forma se indica que cuanto más dinámico es el inversor, mayor conocimiento financiero demuestra tener, ya que 8 de cada 10 lo poseen medio o alto; mientras que en los conservadores sólo 5 de cada 10.

Los inversores con alta capacidad de ahorro son los que más conocimiento financiero tienen, el 23,6 por ciento, y se sitúa diez puntos por encima de aquellos que tienen una capacidad media de ahorro, el 13,6 por ciento.

No obstante, el estudio destaca que casi el 70 por ciento de los ahorradores tiene un conocimiento adecuado de los depósitos, de los fondos de inversión, de los planes de pensiones, de la bolsa y de los seguros, aunque la mayor parte de ellos prefieren los planes de pensiones.

El nivel de estudios también afecta a la actuación de los ahorradores, ya que se vincula con los conocimientos financieros a la hora de invertir, de forma que el 73 por ciento de los encuestados poseen estudios secundarios, y de estos el 80 por ciento son universitarios.

Respecto a la confianza depositada en la forma de realizar la inversión y en el por qué de llevarla a cabo, el 63,4% del ahorrador se basa en las entidades financieras; el 14,8% en los consejos de profesionales; el 12,2% escucha a un amigo o familiar; el 4,8% en las web financieras; el 3,8% en la prensa especializada y el 2% en internet.