Miércoles, 3 de Marzo de 2010

El templo de la Sagrada Familia podría estar finalizado en 15 ó 20 años

EFE ·03/03/2010 - 16:38h

EFE - Obras que se están llevando a cabo en la nave central de la Sagrada Familia. EFE/Archivo

Las obras del templo expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona podrían estar finalizadas dentro de quince o veinte años de forma definitiva, con el interior y el exterior ya acabados, ha vaticinado hoy el cardenal arzobispo de la ciudad condal, Lluís Martínez Sistach.

En rueda de prensa para anunciar la visita del Papa Benedicto XVI el próximo día 7 de noviembre a Barcelona, cuando precisamente consagrará el templo de la Sagrada Familia en una misa solemne, Martínez Sistach ha augurado que si continúan las aportaciones de los fieles y las visitas como hasta ahora se podrán acabar las obras en quince o veinte años.

Las obras, que se iniciaron en marzo de 1882, hace 128 años, a partir del proyecto del arquitecto diocesano Francisco de Paula del Villar, fueron encargadas a finales de 1883 a Gaudí, labor que no abandonó hasta su muerte, en 1926.

Desde entonces, han sido varios los arquitectos que han continuado su obra, situada en el centro de Barcelona, que se ha convertido en uno de los signos de identidad de la ciudad y de Cataluña, y es actualmente visitada por millones de personas.

El cardenal arzobispo Martínez Sistach ha anunciado hoy, además, que el interior de la iglesia estará finalizado el próximo mes de mayo, después de pedir a los arquitectos que aceleren las obras para que el templo quede cubierto a fin de que el Papa pueda consagrar la iglesia en una solemne misa.

En un principio, los responsables del patronato de la Sagrada Familia preveían acabar las obras antes del mes de septiembre, pero la consagración del Papa del 7 de noviembre adelantará la finalización de las mismas y la instalación del órgano.

El órgano se ha construido siguiendo la filosofía del genial arquitecto Antoni Gaudí, que ideó que tuviera varias fuentes sonoras y se pudiera escuchar desde diversos puntos para 'envolver' así a los fieles.

La colocación del órgano en el ábside del templo y su afinación no pueden realizarse con obras, por lo que será prácticamente lo último que se colocará antes de dar por finalizado el interior de la Sagrada Familia.

La nave principal, el crucero, el transepto (nave transversal) y el ábside están muy avanzados mientras en el crucero están ya terminadas las 25 linternas que lo iluminarán.

También para la visita papal deberán estar terminados el mobiliario para la liturgia, la sillería del coro, el púlpito y el altar, de los que se ocupa directamente el arzobispado barcelonés.

En opinión del cardenal arzobispo, Gaudí concretó tantos detalles del templo con una significación artística tan importante que sólo mirando la iglesia "se puede vislumbrar la presencia de Dios".