Martes, 2 de Marzo de 2010

Los expertos piden redefinir unas metas de salud insuficientes

Reuters ·02/03/2010 - 19:32h

Numerosas familias de algunos países pobres se ven atrapadas en ciclos de enfermedades y pobreza mientras las autoridades no logran combatir los problemas crónicos de salud ni cumplir los objetivos marcados respecto al cuidado infantil o la tuberculosis, dijeron científicos el martes.

Investigadores británicos y estadounidenses descubrieron que los países del África subsahariana y de Europa del Este con mayores tasas de VIH y otras enfermedades crónicas, como diabetes y enfermedades cardiacas, también están fracasando a la hora de reducir la tasa de mortalidad infantil y la propagación de la tuberculosis.

Lesotho, por ejemplo, ha sufrido un aumento del 25 por ciento en las tasas de mortalidad infantil en las últimas décadas y tiene uno de los mayores porcentajes de VIH del mundo, escribieron.

En el año 2000, líderes mundiales de 189 países se comprometieron con los Objetivos de Desarrollo del Milenio para reducir la mortalidad infantil en dos tercios y revertir la difusión de la tuberculosis, la malaria y el VIH en 2015.

Pero los investigadores dijeron que combatir al mismo tiempo los problemas crónicos y las enfermedades infecciosas podría ser mucho más efectivo que perseguir una meta concreta contra unas pocas enfermedades nombradas en objetivos globalmente acordados.

el virus que causa el sida - en un uno por ciento o las enfermedades crónicas en un 10 por ciento favorecería también el progreso en los objetivos relacionados con la salud infantil y la tuberculosis más de lo que haría una década de desarrollo económico, dijeron.

"Es importante tener en cuenta toda la experiencia de salud de los individuos y las familias y no centrarse en unas pocas enfermedades", dijo Martin McKee, de la London School of Hygiene and Tropical Medicine, que trabajó en el estudio junto a varios colegas de las universidades de Oxford y California.

"Avanzar en la salud global significa combatir los riesgos diarios e interconectados a los que se enfrentan las personas que viven en los países más pobres, ya sean crónicos o infecciosos", agregó.

Adoptar un enfoque conjunto frente a las enfermedades crónicas e infecciosas sería especialmente útil en el África subsahariana, dijeron los investigadores, donde el progreso para cumplir los objetivos está siendo más lento.

También señalaron que algunos países de Europa del Este estaban muy rezagados en los objetivos relacionados con la tuberculosis, debido "en parte a la explosiva epidemia de la enfermedad crónica en la década de 1990".

El estudio descubrió que no sólo la falta de dinero o de infraestructura dificultaba las mejoras sanitarias, sino que algunas enfermedades prolongadas como el VIH, enfermedad cardiacas y la diabetes podrían sumir a los hogares en "círculos viciosos de enfermedad y pobreza".

"Las razones tradicionales del escaso progreso, como el desarrollo económico o el gasto en salud, son apenas una pequeña parte de la historia de por qué los países pobres están atrapados", escribió David Suckler, de la Oxford University, en el estudio publicado en la revista Public Library of Science (PLoS) Medicine.