Martes, 2 de Marzo de 2010

Detenido un serbio en Altea por crímenes en la guerra de Bosnia

Reuters ·02/03/2010 - 16:32h

El serbio Veselin Vlahovic, acusado de genocidio por más de un centenar de asesinatos de mujeres y niños, violaciones y torturas durante la guerra en Bosnia, entre 1992 y 1995, ha sido detenido en la localidad alicantina de Altea, informó el martes la Policía Nacional.

Vlahovic, nacido en Montenegro en 1969, fue detenido el lunes en el marco de una investigación policial sobre una banda organizada de ciudadanos de países del Este dedicados a la comisión de robos con fuerza en casas habitadas y en establecimientos mediante el método del butrón, informó la Policía en un comunicado.

Aunque intentó darse a la fuga, los agentes lograron alcanzarle a pocos metros de su casa y fue arrestado tras ofrecer resistencia, portando documentación búlgara falsa.

un barrio de Sarajevo donde supuestamente cometió sus crímenes de guerra - "Batko" o "Medo", tiene en vigor tres reclamaciones judiciales internacionales y otras dos por las autoridades españolas.

Zeljko Komsic, que está al frente de la Presidencia de Bosnia, dijo que el embajador del país en España iba a pedir a Madrid que se iniciaran los procedimientos para que Vlahovic fuera extraditado a Bosnia, que lo reclama por cargos de genocidio.

"El Fiscal del Estado emitirá el miércoles la petición de extradición al Ministerio de Justicia, que luego será remitida a las autoridades españolas a través del Ministerio de Exteriores, lo que se espera hacer el mismo día", dijo Komsic en un comunicado.

A Vlahovic se le imputan más de cien asesinatos en Bosnia y Herzegovina, además de violaciones y torturas cometidas durante los años 1992 y 1995. Tras la guerra pasó un tiempo en prisión en la capital de Montenegro, Podgorica, por varios delitos comunes, pero logró fugarse en junio de 2001, motivo por el cual tiene en vigor una de las órdenes internacionales de búsqueda.

Fue condenado a 15 años de prisión en Serbia por asesinar de un disparo a un hombre unos días después, y es la causa de la tercera requisitoria internacional.

En España se investiga su participación en un altercado con arma de fuego en un club de alterne de Tarragona, sucedido en noviembre de 2004, y se le imputa un robo con fuerza cometido en un domicilio de Salou, Tarragona, en abril de 2005, en el que resultó intoxicado un bebé al utilizar sprays para adormecer a los moradores.

Además, se le imputan dos robos con fuerza consumados en febrero en sendas tiendas en Denia y en Altea, así como el intento de robo en un domicilio de Benidorm.