Martes, 2 de Marzo de 2010

La UE permite cinco cultivos transgénicos

Reuters ·02/03/2010 - 14:41h

La Comisión Europea anunció el martes que había aprobado cinco variedades de cultivos modificados genéticamente, y dijo que podría permitir a sus estados miembros decidir si cultivan o no transgénicos en su territorio.

La decisión de la Comisión de aprobar maíz y patata transgénicos fue condenada por los grupos ecologistas, que acusaron al Ejecutivo de la UE de ignorar las preocupaciones del consumidor sobre la seguridad de este tipo de productos.

La Comisión autorizó una patata modificada genéticamente, Amflora, desarrollada por la química alemana BASF, en la primera luz verde a cultivos transgénicos en 12 años.

"La decisión aporta condiciones estrictas de cultivo para evitar la posibilidad de que las patatas modificadas genéticamente continúen en los campos después de la cosecha y asegurar que la semilla de Amflora no se disemina por descuido en el ambiente", dijo la Comisión, en un intento por eliminar los temores a una contaminación cruzada.

La autorización permite el cultivo de Amflora para usos industriales de la UE, como fabricación de papel y piensos animales.

BASF dijo que la aprobación allanaba el camino para el cultivo comercial de Amflora este año. Probablemente será cultivado en 250 hectáreas en Europa, de las cuales 150 hectáreas están en la República Checa, añadió.

El Ejecutivo de la UE también aprobó tres tipos de maíz transgénico, fabricado por la compañía de biotecnología estadounidense Monsanto para usos de alimentación y pienso, para su importación y procesamiento en la Unión Europea.

"Los tres tipos de maíz modificados genéticamente MON863xMON810, MON863xNK603, y MON863xMON810xNK603, recibieron una opinión positiva de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y superó el proceso completo de autorización establecido en la legislación de la UE", indicó la Comisión en un comunicado.

La decisión fue la primera del nuevo equipo de comisarios. Los grupos ecologistas dijeron que ignoraba los riesgos que suponían estos cultivos para la salud humana y animal, además del medio ambiente.

"Es alarmante que uno de los primeros actos oficiales de la Comisión sea autorizar cultivos transgénicos que pone el medio ambiente y la salud pública en riesgo", dijo el director de política agraria para la UE de Greenpeace, Marco Contiero, en un comunicado.

"Si esta nueva patata se cultiva extensamente en la Unión Europea, los agricultores orgánicos y convencionales y los procesadores de alimentos afrontarán costes incluso mayores a la hora de mantener la cadena de producción libre de cultivos transgénicos", advirtió Bavo van den Idsert, vicepresidente de IFOAM, que representa a los agricultores orgánicos de Europa.

La aprobación de cultivos genéticamente modificados en la UE ha sido un asunto polémico desde hace tiempo, dividiendo a los estados miembros, muchos de los cuales son abiertamente hostiles a lo que dominan "comida Frankenstein".

El Ejecutivo de la UE dijo que planea anunciar en verano una propuesta que, si se aprueba, permitiría a los Gobiernos decidir si los cultivos transgénicos pueden ser cultivados en sus territorios.