Miércoles, 3 de Marzo de 2010

El productor de 'En tierra hostil', vetado en la gala de los Oscar

Nicolas Chartier transgredió las normas de la academia de Hollywood al enviar varios correos electrónicos pidiendo el voto para su película

AGENCIAS ·03/03/2010 - 16:01h

Fotograma de 'En tierra hostil'.

La Academia de Hollywood anunció este miércoles que prohibirá el acceso a la 82 edición de los Óscar al productor de En tierra hostil, Nicolas Chartier, que transgredió las normas de estos premios al pedir el voto para su película, informó la institución en un comunicado.

En tierra hostil, con nueve candidaturas, es máxima favorita a los galardones principales junto con la taquillera Avatar, un interesante duelo que Chartier tendrá que seguir por televisión.

La Academia sancionó así el comportamiento de Chartier, quien se perdería el momento de gloria en el teatro Kodak, pero sí recibiría días después la estatuilla que le correspondería en caso de que el filme se imponga como Mejor película el 7 de marzo.

Hace dos semanas, Chartier envió un correo electrónico a los miembros de la Academia en el que solicitaba el apoyo para su filme y no a "una película de 500 millones de dólares", en referencia a "Avatar".

"Espero que os haya gustado En tierra hostil y si queréis que gane, decídselo a vuestros amigos que votan en los Óscar, a los actores, directores, miembros del equipo de rodaje, directores artísticos, técnicos de efectos especiales... si todos se lo decís a uno o dos amigos, nosotros ganaremos", escribió Chartier.

"Necesitamos que las películas independientes ganen (...), así que si creéis que En tierra hostil es la mejor película, ¡ayudadnos!", concluyó el productor quien más tarde tuvo que disculparse vehementemente a la vista de la polémica originada.

Las reglas de la Academia especifican que no está permitida ninguna forma de comunicación que intente promover una película en concreto haciendo comparaciones negativas respecto a otra.

"En particular, cualquier táctica que destaque una competición por los títulos de las películas está expresamente prohibida", afirma la Academia.