Martes, 2 de Marzo de 2010

El partido de Berlusconi conserva su ventaja preelectoral

Reuters ·02/03/2010 - 11:29h

Los italianos son cada vez más críticos con el manejo de la economía por parte del Ejecutivo, pero la coalición gobernante conserva su ventaja en los sondeos de cara a las elecciones regionales de este mes, según un sondeo difundido el martes.

La encuesta de Ipsos, publicada por el periódico Il Sole 24 Ore, mostró que el porcentaje de italianos que aprueba la gestión gubernamental de la crisis ha caído al 49 por ciento, desde el 53 por ciento del año anterior.

El número de italianos que piensan que la situación económica probablemente empeoraría creció hasta el 48 por ciento, desde el 39 por ciento, según un sondeo realizado a finales de febrero.

Los datos mostraron el lunes que la economía de 1,5 billones de euros de Italia se contrajo un 5 por ciento el año pasado, la mayor caída de su historia de posguerra, mientras que el déficit presupuestario se duplicó, al 5,3 por ciento del Producto Interior Bruto.

Sin embargo, la intención de voto para los comicios del 28-29 de marzo en 13 de las 20 provincias italianas mostraba que estos datos no han hecho mella en los apoyos a la coalición del centroderecha del primer ministro Silvio Berlusconi, mientras que el rechazo al papel de la oposición sigue bastante más alto.

Un 70 por ciento de los 1.000 encuestados dio una evaluación negativa de la oposición de centroizquierda, que lo ha tenido difícil para sacar provecho de la crisis económica y de los escándalos que han afectado a Berlusconi y a su coalición.

Preguntados por sus intenciones de voto en las elecciones regionales, el 37,2 por ciento de los sondeados dijo que votaría por el Partido de la Libertad (PDL) de Berlusconi, un dato ligeramente inferior al 38,1 por ciento del mes anterior.

La principal formación opositora, el Partido Democrático (PD) subió levemente hasta el 29,8 por ciento, desde el 29,5 por ciento del mes anterior.

La Liga Norte, que forma parte de la coalición de Berlusconi, obtuvo un 10,8 por ciento, frente al 10,5 por ciento.

El sondeo de 25 de febrero fue realizado antes del fiasco político que ha afectado al PDL en la región de Lazio, de la que Roma es la capital, después de que el partido superara el plazo para registrar a sus candidatos.

Se trata del último de una serie de reveses para Berlusconi, que tiene dos juicios pendientes por corrupción y fraude contable y cuyo Gobierno también está lidiando con un escándalo por los contratos otorgados por el organismo de protección civil.

La oposición controla actualmente 11 de las 13 regiones donde se llevan a cabo los comicios y los sondeos sugieren que podría perder cinco o seis de ellas, incluida la región de Lazio, donde el gobernador de centroizquierda dimitió recientemente por un escándalo de drogas y sexo.