Martes, 2 de Marzo de 2010

Un general y un fiscal turcos, acusados en la trama del golpe

Reuters ·02/03/2010 - 10:51h

Los fiscales turcos han acusado a un general del Ejército en activo y a un fiscal del Estado de conspirar para derrocar el Gobierno del partido islámico AK, según la agencia de noticias estatal Anatolia.

El general Saldiray Berk, que está al mando del Tercer Ejército en la provincia de Erzincan, en el este del país, es el primer militar que afronta un juicio en relación con la organización ultranacionalista llamada "Ergenekon", según medios turcos.

Ilhan Cihaner, un fiscal que investigó las redes islámicas en las provincias, fue arrestado el mes pasado, desatando un enfrentamiento entre los jueces y el Gobierno, que ha amenazado con convocar un referéndum con el que aprobar los cambios constitucionales con los que pretende reducir su poder.

Ambos están acusados de conspirar para desacreditar al AKP y a las redes islámicas en Erzincan, según los cargos citados a última hora del lunes por Anatolia.

La trama fue desvelada en junio por el diario Taraf, que contó los planes para fomentar la oposición nacionalista al Gobierno y poner armas en casas utilizadas por el influyente predicador musulmán Fethulá Gulen para sugerir que el movimiento religioso estaba implicado en actividades extremistas.

Más de 200 personas, entre las cuales hay generales en la reserva, abogados y periodistas, han sido acusados por su supuesta vinculación con Ergenekon. Los fiscales acusan al grupo de planear causar el caos mediante una campaña de atentados con los que justificar un golpe de Estado.

Los críticos del AKP, que tiene sus raíces en el islam político y llegó al poder por primera vez en 2002, dicen que el Gobierno está utilizando la investigación para perseguir a sus oponentes laicos.

En un caso aparte, más de 30 oficiales, entre ellos dos generales retirados, afrontan cargos en relación con otra conspiración para derrocar al Gobierno del primer ministro, Recep Tayip Erdogan.