Lunes, 1 de Marzo de 2010

La ONU teme cientos de muertes por enfrentamientos en Darfur

Reuters ·01/03/2010 - 21:18h

Cientos de civiles habrían muerto en un recrudecimiento de los enfrentamientos entre el Ejército sudanés y los rebeldes en la turbulenta región de Darfur, dijo el lunes una fuente de la ONU a Reuters.

Un portavoz del Ejército de Sudán negó que se estuvieran registrando enfrentamientos en la región montañosa de Jabel Marra, en Darfur, y acusó a los insurgentes de hostigar y atacar a los locales.

La semana pasada, las noticias de choques eclipsaron el anuncio de Jartum de lanzar un nuevo esfuerzo de paz en la región, apenas a un mes de las elecciones nacionales.

"Creemos que tenemos un creciente número de víctimas (...) El mínimo estimado es aproximadamente 140. El máximo se acerca a los 400", dijo una fuente de la ONU, que añadió que las muertes se referían a civiles.

La fuente, hablando bajo condición de anonimato, señaló que hasta 400.000 civiles han huido recientemente de los enfrentamientos entre el Gobierno y los rebeldes del Ejército de Liberación de Sudán (SLA, en sus siglas en inglés) en los alrededores de la localidad de Deribat.

"Lo importante ahora para nosotros es lograr acceso al área", dijo la fuente, que añadió que los trabajadores de ayuda de las agencias de Naciones Unidas no han podido llegar a Jabel Marra debido a los enfrentamientos y la amenaza de ataques contra su personal.

El comandante del SLA Suleiman Marajan dijo a Reuters que los bombardeos del Gobierno mataron al menos a 170 civiles en los alrededores de Deribat en los últimos 10 días, y más personas han fallecido en otros lugares.

A su vez, un portavoz del Ejército negó los choques.

"No hay enfrentamientos entre el Ejército sudanés y las fuerzas del movimiento de Abdel Wahed", dijo a Reuters. Abdel Wahed Mohamed al-Nur es el líder de una facción del SLA que tiene un bastión en el área.

El conflicto en Darfur se recrudeció en 2003 cuando el SLA y otros grupos rebeldes se levantaron en armas contra el Gobierno, acusándole de abandonar a la región.

La misión conjunta de la ONU y la Unión Africana, UNAMID, señaló que no podía confirmar las noticias sobre enfrentamientos porque no tiene bases en el área de Jabel Marra.