Miércoles, 3 de Marzo de 2010

Irán acusa al OIEA de haber causado malentendidos con su informe

EFE ·03/03/2010 - 12:47h

EFE - El embajador de Irán ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Ali Asghar Soltanieh. EFE/Archivo

El jefe negociador nuclear iraní, Ali Asghar Sultaniye, acusó hoy al director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, de haber causado malentendidos en la opinión pública sobre el programa atómico de Irán.

En declaraciones reproducidas por la agencia estudiantil de noticias ISNA, el jefe del organismo iraní de la Energía Atómica denunció que el informe presentado por el diplomático japonés "es ambiguo cuando entra en cuestiones técnicas".

"Lamentablemente, algunos medios de comunicación occidentales han polemizado sobre algunas partes del informe", afirmó, antes de añadir que "incluso han dicho que Irán trata de enriquecer todo el uranio que tiene".

"El director del OIEA debe evitar este tipo de errores y debe presentar informes más equilibrados", agregó.

Sultaniye añadió que su país espera que el director del OIEA evite "este tipo de errores" y prepare "informes más equilibrados".

El lunes, durante la apertura de la reunión de la Junta de Gobernadores del OIEA, Amano subrayó que no se puede garantizar que el programa nuclear iraní sea totalmente pacífico porque Teherán "no ha cooperado lo suficiente".

Las grandes potencias occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, acusan a Irán de ocultar, bajo su programa civil, otro de naturaleza clandestina y aplicaciones bélicas cuyo objetivo sería la adquisición de armamento nuclear, alegación que Teherán rechaza.

El conflicto se ha agravado en las últimas semanas después de que el régimen iraní desestimara un acuerdo para intercambiar uranio al 3,5 por ciento otro enriquecido al 20 por ciento, en las condiciones que dice necesitarlo para el citado reactor de Teherán.

En abierto desafío a la comunidad internacional, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ordenó el mes pasado iniciar la producción de uranio enriquecido al 20 por ciento en la central de Natanz.

La decisión ha impulsado a Washington, apoyado por Londres, París y Berlín entre otras capitales, a retomar con más determinación la opción de imponer nuevas sanciones al régimen iraní.

En una carta al citado organismo, el régimen iraní explicó que no confía en el intercambio porque en tres ocasiones anteriores las potencias "no cumplieron con sus compromisos".

Salehí ya acusó el martes a Amano, de no ser imparcial y haber adoptado una postura "contraria a Irán".