Lunes, 1 de Marzo de 2010

España busca un pacto que impulse el empleo y el crecimiento

Reuters ·01/03/2010 - 18:28h

El Gobierno español presentó el lunes al resto de las formaciones parlamentarias un paquete de propuestas en materia económica para buscar en un plazo máximo de dos meses un consenso con el que fomentar el empleo y el crecimiento económico.

"Es un conjunto de medidas que creemos necesita España para recuperar la senda de crecimiento económico", dijo la ministra de Economía, Elena Salgado, en una rueda de prensa para presentar las propuestas que pretende discutir con el resto de las formaciones políticas con representación parlamentaria.

Salgado se mostró confiada en la voluntad de consenso y reiteró que el Gobierno incorporará las propuestas de otros grupos. "Es un documento de trabajo abierto para negociar en el plazo de dos meses", dijo.

La lista de propuestas incluye acciones para dinamizar el crédito a las empresas a través del estatal ICO en tanto en cuanto no fluya con normalidad el crédito bancario.

"Mientras el canal del crédito no fluya con normalidad, el Estado debe hacer un esfuerzo para reducir las restricciones financieras a las que se enfrentan, especialmente las PYMES y autónomos", señaló el Gobierno en el documento.

En este sentido, el Instituto de Crédito Oficial se compromete a conceder crédito directo de hasta 200.000 euros para liquidez y financiación a PYMES. Al mismo tiempo, busca reducir la morosidad y, en carne propia, se compromete a establecer un plazo máximo de 30 días en el pago de las facturas de las Administraciones Públicas.

En el ámbito empresarial, propone establecer un plazo máximo de 60 días en el pago entre empresas.

REHABILITACIÓN

Asimismo, incluye medidas concretas en la maltrecha actividad constructora, con ayudas de carácter fiscal (deducción en el IRPF por obras de determinadas reformas e IVA reducido para rehabilitación) para remodelación de vivienda que, según sus propios cálculos, podrían generar más de 350.000 empleos en el sector en dos años.

En el ámbito financiero, el Gobierno se compromete a fomentar el proceso de consolidación mediante la aplicación del denominado Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

"El Gobierno, a través del Banco de España, se compromete a acelerar el proceso de reestructuración del sistema financiero y agilizar en su caso la utilización del FROB", reza el documento.

La Comisión Europea aprobó en líneas generales el esquema de ayudas español hasta finales de junio, con la posibilidad de una ampliación.

Todas las propuestas se realizan bajo la premisa de cumplir en 2013 con el objetivo "irrenunciable" de alcanzar un déficit público del tres por ciento del PIB.

En este sentido, espera que los gastos de personal en 2013 serán un cuatro por ciento inferiores a 2010 y proyecta reducir el número de directivos de empresas públicas y sus salarios y proyecta también menos consejeros e incluso menor número de empresas públicas mediante "fusiones o concentraciones".

CAMBIO DE MODELO PRODUCTIVO

La propuesta también contempla el compromiso de aumentar la inversión estatal en I+D con el objetivo de alcanzar un 2,5 por ciento del PIB en 2015 y al mismo tiempo favorece con un incremento de la deducción fiscal (del 8 al 12 por ciento) las actividades empresariales de innovación.

En este contexto, pretende elevar el peso de la industria en la actividad económica hasta alcanzar el 18 por ciento del PIB (desde el 15,5 por ciento actual), particularmente con acciones en los sectores de automoción, TIC y agroalimentario.

El Gobierno también incluyó su propuesta de mix energético español para el año 2020, que refleja la apuesta por las energías renovables, principalmente la eólica terrestre y la solar.

Según el documento de propuesta de medidas que el Gobierno ha presentado a los partidos políticos para su discusión, la potencia verde instalada en España alcanzará los 74.547 megavatios (MW) en 2020, un 87,7 por ciento más que los 39.721 MW instalados a cierre de 2009.

El viento será la energía con mayor potencia instalada -35.000 MW frente a los 39.700 MW actuales- mientras que la energía solar multiplicará por tres su capacidad en el país hasta los 15.685 MW en 2020.