Miércoles, 3 de Marzo de 2010

Las familias de los secuestrados en Mauritania dicen estar convencidas de su próxima liberación

EFE ·03/03/2010 - 12:37h

EFE - Fotografías de archivo de Roque Pascual Salazar, Alicia Gámez y Albert Vilalta (i-d), los tres cooperantes españoles de la organización "Barcelona-Acció Solidária" que fueron secuestrados el pasado 29 de noviembre en Mauritania, cuando viajaban en una caravana de la mencionada organización con 20 toneladas de material humanitario.

Las familias de los tres cooperantes catalanes secuestrados hace tres meses en Mauritania han afirmado hoy que cada vez se les hace "más dura" la espera, han mostrado su confianza en las gestiones que se están realizando y han apuntado que cada día que pasa ven "más próxima" su liberación.

En un comunicado conjunto, los familiares de los tres cooperantes catalanes han roto su silencio para agradecer todas las muestras de apoyo recibidas desde el secuestro, del que ya han pasado "tres largos y difíciles meses" en los que "cada vez se hace más dura la espera", lo que les lleva a luchar "minuto a minuto" para no consumirse en una "engañosa impaciencia".

No obstante, los familiares apuntan que siguen confiando en el trabajo que se está realizando para lograr la liberación de Alicia Gámez, Roque Pascual y Albert Vilalta, por lo que se muestran convencidos de que cada día que pasa está más próxima su liberación para poder tenerlos de nuevo en casa.

"Deseamos aún así, que sea lo antes posible", agregan.

Gámez, Pascual y Vilalta, miembros de la ONG Barcelona Acció Solidaria, fueron secuestrados el 29 de noviembre pasado en Mauritania por Al Qaeda en el Magreb Islámico cuando formaban parte de un convoy con ayuda humanitaria que transitaba por la principal carretera del país.

Los familiares de los tres cooperantes catalanes secuestrados, que habían guardado silencio desde que el resto de la comitiva regresó a Cataluña, han enviado el comunicado conjunto a la ONG Barcelona Acció Solidaria, que se ha encargado de difundirlo públicamente en una rueda de prensa ofrecida por su vicepresidente, Toni Camps.

Tras agradecer las muestras de apoyo recibidas de "amigos, entidades e instituciones", los familiares piden que se entienda que su silencio "no es sinónimo de inacción".

"Intentamos mantener la prudencia, la discreción y seguimos confiando en el trabajo que se está realizando", subrayan.

Por su parte, Toni Camps ha agregado que los familiares han sido "bien atendidos" por el Gobierno, que les ha dado información puntual sobre la evolución del caso.

En este sentido, ha admitido que tanto los familiares como los miembros de la ONG han pasado por un "vía crucis" desde que el pasado fin de semana algunas informaciones periodísticas desvelaron que la liberación se podría producir en unas 48 horas, lo que finalmente no ocurrió.

Camps ha indicado que anoche hablaron con la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez, que les recomendó "paciencia", que actúen con "calma", que no "lancen las campanas al vuelo" y que mantengan la confianza en que la solución será "a medio plazo".

En este sentido, el portavoz de la ONG, Josep Ramon Jiménez, ha garantizado que Barcelona Acció Solidaria seguirá siendo "fiel" al Gobierno y haciendo caso de sus recomendaciones, para ayudar así a que el secuestro se resuelva con un "éxito total" y sus compañeros puedan regresar lo antes posible a casa sanos y a salvo.

Jiménez también ha desvinculado el "tempo" de la posible liberación de los tres cooperantes catalanes con el del cooperante francés Pierre Camatte, que fue secuestrado por el mismo grupo tres días antes que los tres catalanes y que fue liberado la pasada semana.