Lunes, 1 de Marzo de 2010

Identificado el tercer supuesto etarra detenido en Francia

Reuters ·01/03/2010 - 17:33h

José Lorenzo Ayestarán Legorburu ha sido identificado el lunes por la Guardia Civil como el tercer presunto miembro de ETA detenido el domingo en la localidad francesa de Cahan junto con el considerado jefe de su aparato militar, Ibon Gogeascoechea.

Las fuerzas de seguridad relacionan a Ayestarán, nacido en la localidad guipuzcoana de Lezo en 1957, con 18 atentados cometidos entre 1978 y 1983 y en el momento de su detención tenía seis requisitorias de la Audiencia Nacional, informó la Guardia Civil en un comunicado.

Recientemente había regresado de Venezuela, donde vivió varios años, informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

Ayestarán Legorburu fue identificado en un primer momento como Gregorio Jiménez Morales, miembro del comando que trasladó misiles con los que se pretendía atentar contra el ex presidente José María Aznar, pero posteriormente la Benemérita descartó esta identidad.

El otro detenido es Beinat Aguinagalde, presunto autor de los asesinatos del concejal socialista Isaías Carrasco y del empresario Iñaki Uría.

La operación, obra de la Guardia Civil y la Policía francesa, se llevó a cabo en una vivienda rural de la pequeña localidad normanda de Cahan, en la que se encontraron dos pistolas y un revólver, explosivos, ordenadores, material informático y para la fabricación de zulos, entre otras cosas.

UN SECUESTRO

Además, se incautaron unos grilletes, que han llevado al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a señalar que ETA mantiene la idea de llevar a cabo un secuestro.

"Los grilletes no son parte habitual del material del que dispone un comando", dijo Rubalcaba en la cadena SER. "Una de las hipótesis que manejamos, que refuerza la que hemos mantenido en las últimas semanas, es que efectivamente sigan teniendo en la cabeza la idea de un secuestro".

El ministro ya advirtió de esta posibilidad a finales de diciembre, cuando alertó también de que ETA pudiera estar preparando un atentado espectacular, lo que le valió las críticas de distintos sectores policiales y políticos, que consideraron alarmistas estas palabras.

En el momento de la detención, el supuesto máximo responsable de la banda estaba cumpliendo con el ritual de "despedida" de ETA, dando las últimas instrucciones antes de que los otros dos arrestados entraran en España "con las peores intenciones", según dijo Rubalcaba el domingo.

El titular de Interior recordó que "ETA tiene todavía capacidad de matar y voluntad de hacerlo", pero aseguró que los golpes policiales a la banda, tanto en España como en Francia y Portugal suponen que "está pasando por los dos peores meses en toda su historia".

Desde el 1 de enero se ha arrestado a un total de 32 presuntos miembros de ETA y se han incautado casi 2.000 kg de explosivos.