Lunes, 1 de Marzo de 2010

Un museo croata recrea el olor y el sonido de la Edad de Piedra

Reuters ·01/03/2010 - 15:41h

La ciencia forense y las simulaciones informáticas son sólo un par de las herramientas de tecnología avanzada usadas para explicar una rama del árbol de la evolución en un nuevo museo en Croacia.

El museo Neanderthal se inauguró la semana pasada y ha sido construido sobre el lugar donde los científicos han hallado la mayor concentración en Europa de restos de la época Neandertal, huesos, calaveras, herramientas y otros efectos de una rama extinta de la humanidad que habitó partes de Asia y Europa hasta hace 30.000 años.

resume la evolución en 24 horas a lo largo de un circuito sinuoso por las dos plantas del museo - muestra la primera aparición de cualquier relación humana en los últimos ocho minutos.

El museo, construido con la ayuda, entre otros, de los museos de Historia Natural de Estados Unidos y Reino Unido, exhibe muchos de los huesos y artefactos excavados en este lugar a finales del siglo XIX.

"En aquel momento, los científicos estaban buscando el eslabón perdido, mitad hombre, mitad animal y los neandertales eran retratados como salvajes peludos con apariencia torpe que no podían caminar erguidos", dijo el paleoantropólogo Jakov Radovcic.

Sin embargo, la cuidadosa recreación de figuras neandertales a tamaño real cuenta una historia diferente.

"Hoy contemplamos a los neandertales como humanos. Tenían emociones, ayudaban a los débiles y enfermos, hemos hallado muestras de rituales de enterramiento y establecido que tenían el gen del discurso, como nosotros", dijo Radovcic.

Los hallazgos en Europa muestran que los neandertales pintaban cuadros, probablemente dentro de algún tipo de danza o música tribal, e incluso se limpiaban los dientes.

"Aunque no fueran nuestros antepasados directos, eran parientes muy cercanos a nuestros ancestros, lo que igualmente les convierte en nuestros ancestros", dijo Radovcic.

y divididos - por el periodo en el que los neandertales vivieron junto a los humanos modernos durante varios miles de años, antes de su completa extinción.

"Creo, y hay algunas pruebas científicas, que se mezclaron con humanos, que hubo intercambio de material genético. Algunos hallazgos recientes en Portugal también demuestran que el contacto entre ambas poblaciones fue posible", dijo.

la mayoría de ellas eran muy similares a las nuestras, como problemas de rodilla y hombro a edad avanzada.

una gran familia neandertal reunida en una cueva en torno a un fuego - es particularmente impresionante porque la acompañan olores fuertes de sudor y carne quemada, y sonidos que pretenden recrear los típicos de la Edad de PIedra.